nav
Miércoles 30 de Noviembre de 2016

Biblias se eliminan de habitaciones de hotel, tras presión de ateos

El hotel de la Universidad Estatal de Arizona (EE.UU.) enfrentó la oposición de los ateos, debido a la presencia de biblias en los dormitorios.

  • Sociedad    
  • 26 ago 2016   

¿Qué sientes con esta noticia?

Los huéspedes más curiosos por lo general se encuentran con biblias en las gavetas de sus cuartos en la mayoría de habitaciones del hotel, siempre hay una, gracias a la distribución hecha por el grupo Gedeones Internacionales en todo el mundo.

Sin embargo, un hotel universitario en la ciudad de Glendale, Arizona (EE.UU.), enfrentó la oposición de un grupo de ateos debido a la presencia de copias del libro sagrado en los dormitorios.

La organización Freedom From Religion Foundation, envió una carta a principios de este año al presidente de la Escuela Thunderbird Gestión Global, que forma parte de la Universidad del Estado de Arizona. En el documento, los ateos dicen que un funcionario entró en contacto con la organización para denunciar la presencia de biblias en el hotel ‘Thunderbird Inn’.

De acuerdo con los ateos, la exposición de biblias, viola una cláusula de la Constitución de Estados Unidos, que afirma: “El Congreso no creará ninguna ley que conduzca al establecimiento de la religión”.

“Proporcionar biblias a los huéspedes del hotel envía un mensaje de que la Universidad de Arizona apoya textos religiosos”, dijo el abogado Madeline Ziegler, autor de la carta enviada a la institución.

“Esto envía un mensaje a los no cristianos y los huéspedes no religiosos que la universidad espera que ellos lean la Biblia y específicamente, la Biblia de los Gedeones”.

Por otro lado, el Centro Americano para la Ley y la Justicia, observó que la presencia de biblias en las habitaciones no obliga a ningún huésped a iniciar una lectura, y que el Libro Santo está ahí como una opción de la literatura.

“Increíblemente, ellos alegan que sea ‘proselitismo’ poner biblias en la privacidad de las habitaciones. Quien diría que la mera presencia de una Biblia cerrada fue considerado como proselitismo”, dijo Jay Sekulow, jefe del consejo del Centro Americano para la Ley y la Justicia.

El Centro Américano también ha recordado que el Supremo Tribunal de Justicia establece que “los adultos deben ser capaces de soportar los ‘discursos que encuentran desagradables al experimentar un sentimiento de indignación a partir de la expresión de opiniones religiosas contrarias'”.

Aunque la ley protege la permanencia de biblias en las habitaciones, el pasado 19 de julio, el presidente de la institución educativa, Allen Morrison acató el pedido del grupo de ateos. “Solicité que los materiales religiosos fueran tomados de las habitaciones de hotel”, anunció en un breve comunicado. “Creo que esto va a responder a sus preocupaciones”. La Freedom From Religion Foundation celebró el resultado de su acción.