OMS declarará que ser transgénero no es una enfermedad sino natural

La investigación es de la Escuela de Medicina de la Universidad de Boston que defiende que “la identidad de género es un fenómeno biológico”.

  • Sociedad    
  • 9 ago 2016   

¿Qué sientes con esta noticia?

Para la comunidad médica mundial parece haber consenso en cuanto a la orientación sexual. Desde 1973, cuando la Asociación Americana de Psiquiatría eliminó la homosexualidad de la lista de trastornos mentales o emocionales, su decisión fue seguida por todas las entidades de psicología y psiquiatría en el mundo.

Esto dio un apoyo sin precedentes a los activistas que vinieron a ver fortalecida su agenda, ahora es casi una normativa dentro de las Naciones Unidas y otros organismos vinculados a la misma.

El siguiente objetivo es eliminar los casos de personas transgéneros de la lista de enfermedades mentales. El primer paso concreto en esta dirección fue dado por Dinamarca, que lo hará en 2017, a raíz de una decisión adoptada por la Comisión de Salud del Parlamento danés.

Esta iniciativa ya ha influido en la decisión que debe tomarse pronto en la Organización Mundial de la Salud (OMS), que también incluye al transgénero en la categoría de enfermedades. Subordinada a la ONU, la OMS está siendo presionada por Amnistía Internacional y las asociaciones que defienden los derechos LGBT.

La nueva Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE), publicada por la OMS, debe ser lanzado en mayo de 2018.

Esto influye en el tratamiento de personas en todo el mundo. La decisión de retirar la transexualidad, deberá causar impacto como la aceptación de la sociedad y la lucha por los derechos de estas personas.

En la próxima edición del CIE, tendrá que haber una sección dedicada exclusivamente a condiciones que no son considerados trastornos, sino que requieren algún tipo de intervención médica. Por lo tanto, la OMS espera que los transgéneros continúen recibiendo el tratamiento de las redes públicas y privadas.

De acuerdo con The New York Times, un nuevo estudio presiona para que se cambie el antiguo nombre.Geoffrey Reed, un psicólogo que coordinó el grupo que discute los trastornos de salud mental y los trastornos del comportamiento para nueva publicación de la OMS, explica que un estudio fue realizado por él en México. La mayoría de los encuestados dijeron que se sentían incómodos con la identidad de género en la adolescencia.

La mayoría de los que se sentían incomodos y disfuncionales, en casa o en la escuela, lo atribuyó a la forma en que fueron tratados – siendo rechazados o atacados- más que la identidad de género en sí. Ahora, estudios similares se llevan a cabo en Brasil, India, Líbano, Sudáfrica y Francia.

El estado emocional resultante de la insatisfacción de la persona transexual se llama ahora “disforia de género”. Se requiere una intervención especializada para adaptar la imagen al cuerpo del paciente que él tiene de sí mismo.

Estudios contradictorios

Joshua Safer, endocrinólogo que dirigió un estudio de la Escuela de Medicina de la Universidad de Boston, afirma que “la identidad de género es un fenómeno biológico”, que tendría posibles orígenes biológicos. Por lo tanto, no podían ser “suprimidas” a través de la intervención psicológica.

Él cita otro estudio de la Universidad de la Escuela de Medicina de Viena de 2008, que señaló que es como una posible causa del gen CYP17, que se relaciona con altos niveles de hormonas sexuales estradiol, la progesterona y la testosterona.

En 2011, un equipo de investigadores suecos vinculados con el Instituto Karolinska y la Universidad de Gotemburgo, publicó un estudio de 324 personas que se sometieron a este tipo de cirugía entre 1973 y 2003. Después de acompañarlos por 11 años, hombres y mujeres que habían cambiado de sexo tenían tasas de mortalidad tres veces mayor que el promedio nacional. El suicidio fue la causa principal.