nav
Miércoles 18 de Octubre de 2017

Donald Trump no financiará ONG que practiquen el aborto

de que las organizaciones que trabajan en los países en desarrollo y que incluyen el aborto como una opción de planificación familiar más puedan recibir dinero público estadounidense. En una de sus primeras acciones como presidente de los Estados Unidos …

  • Sociedad    
  • 24 ene 2017   

¿Qué sientes con esta noticia?

de que las organizaciones que trabajan en los países en desarrollo y que incluyen el aborto como una opción de planificación familiar más puedan recibir dinero público estadounidense.

En una de sus primeras acciones como presidente de los Estados Unidos (EEUU), Trump ha firmado una orden ejecutiva por la que prohíbe financiar con dinero público a grupos y ONG que asesoren o informen a las mujeres sobre el aborto.

El secretario de prensa de Trump, Sean Spicer, ha dicho que no era “ningún secreto” que el nuevo inquilino de la Casa Blanca era “un presidente ‘pro-vida'”.

Una norma de la era Reagan. Pero esta medida no es nueva. La controvertida ley, que prohíbe a las organizaciones no gubernamentales que promuevan o practiquen abortos que reciban fondos de los EEUU, se instauró por primera vez en 1984.

Fue el ex presidente Ronald Reagan quien ideó esta norma conocida como ‘Global Gag Rule’, también llamada ‘política de la ciudad de México’, ya que fue en una conferencia de la ONU celebrada en esta ciudad donde Reagan la anunció.

Bill Clinton la eliminó en el año 1993. Más tarde, George W.

Bush la volvió a instaurar en 2001, para ser de nuevo revocada en 2009 por Barack Obama. Y ahora que los republicanos han vuelto a tomar el control del Gobierno, Donald Trump la vuelve a poner en funcionamiento.

Pero no por conocida, la decisión de ‘rescatar’ esta ley ha sido bien acogida por todos en Washington. La demócrata Rosa DeLauro, ha señalado este lunes que el ‘Global Gag Rule’ ha sido desde hace tiempo, “una forma que tienen los conservadores para apaciguar a los contrarios al aborto a expensas de las mujeres en situaciones difíciles en muchos países”. Spincer, por su parte, señalaba que Trump “quiere defender a todos los americanos, incluyendo a los no nacidos, y el restablecimiento de esta política no sólo tiene en cuenta esto, sino también el respeto la financiación de los contribuyentes”.

Trump se apresuró a nombrar en el Tribunal Supremo un juez ferozmente opuesto al aborto, precisando que esta nueva relación de poder en la alta jurisdicción podría desembocar “automáticamente” en la anulación del fallo “Roe v. Wade”.

Fuente: Agencias