Pastora quiebra imágenes de santo y evangélicos piden perdón a católicos

De acuerdo con el Consejo de Ministros de Botucatu, es común que los nuevos conversos a la religión evangélica rechacen las imágenes de los santos, pero no en la forma en que lo hizo la pastora.

  • Sociedad    
  • 12 ene 2017   

¿Qué sientes con esta noticia?

BRASIL. – Un video que muestra una pastora evangélica rompiendo imágenes de Nuestra Señora Aparecida ha generado controversia después de haber sido publicado el martes (10) en Facebook.

El video muestra a la mujer durante una reunión de oración en Botucatu, en Sao Paulo, rompiendo las imágenes con un martillo, mientras que otros miembros de la iglesia oran.

“Se rompe toda obra contraia. ¡Oh, gloria! Señor, mi Dios, para que su nombre sea glorificado.

Aleluya, Jesús. Esta obra fue hecha por las manos del enemigo, ahora está siendo rota en el nombre de Jesús”, dicen los evangélicos.

El internauta que publicó el video en Facebook eliminó la publicación después del impacto negativo, pero las escenas fueron descargadas por otros y compartidas por WhatsApp y se armó una polémica por la actitud de irrespeto de estos evangélicos.

De acuerdo con el Consejo de Ministros de Botucatu, es común que los nuevos conversos a la religión evangélica rechacen las imágenes de los santos, pero no en la forma en que lo hizo la pastora.

En un comunicado, el Consejo pidió perdón a los católicos que se ofendieron por el vídeo.

“Seguimos predicando las buenas nuevas de Jesucristo, el Salvador según las Escrituras, preservamos por encima de todo el amor y el respeto a los demás”, dijo el misionero Paul Cruz, primer secretario de la organización.

Intolerancia religiosa

Si bien la actitud de la pastora es una intolerancia religiosa y no representa el respeto y la compasión enseñada por Jesucristo en la Biblia, las personas que no profesan la fe cristiana también se manifestaron de manera intolerante.

El mismo día que las imágenes de la pastora se dieron a conocer, hubo muchas personas que insultaron a la pastora e incluso ofendieron el nombre de Dios. Todo esto ha causado una gran polémica sobre el respeto a la libertad de religión.