Piden que “barco del aborto” que causó polémica no vuelva a entrar a México

Grupos antiaborto estimaron que 15 mujeres interrumpieron su embarazo a bordo. Su paso generó protestas de grupos conservadores, una petición en la plataforma electrónica Change.org para que se le negara una nueva entrada al país

  • Sociedad    
  • 3 may 2017   

¿Qué sientes con esta noticia?

Grupos conservadores exigen al gobierno mexicano que se prohíba una nueva entrada al barco holandés de Women on Waves (“Mujeres sobre las olas”), famoso por viajar a través del mundo para ofrecer a mujeres donde el aborto no es legal la posibilidad de practicárselo en aguas internacionales como una manera de garantizarles acceso a una atención segura.

La embarcación estuvo en el país del 20 al 23 de abril, en las costas del Pacífico, tiempo durante el cual unas 70 mujeres de distintos estados llamaron a la línea telefónica que se promocionaba en el barco para pedir información sobre los servicios que podía prestar a quienes tuvieran menos de nueve semanas de embarazo.

En su primera salida zarpó con dos jóvenes y en la segunda no se dio a conocer el número de pasajeras, pero aseguran que no todas las que se embarcaron se practicaron un aborto, pues ya en altamar decidieron no hacerlo. Grupos antiaborto estimaron que 15 mujeres interrumpieron su embarazo a bordo.

Su paso generó protestas de grupos conservadores, una petición en la plataforma electrónica Change.org para que se le negara una nueva entrada al país y también la petición del grupo Con Participación A.

C, del estado de Nuevo León, para analizar si el barco entró de manera legal a las aguas mexicanas.

“Si un barco dice que te invita a cometer algo que no está bien, hay que denunciar socialmente y alertar a la sociedad para que no vuelva a suceder”, dijo a Infobae Marcial padilla, representante de Con Participación.

En México, tanto el Código Penal Federal como la mayoría de los estatales permiten la interrupción del embarazo sólo bajo circunstancias como la violación, por lo que consideró que la presencia de la embarcación, no solo no era necesaria “sino tampoco deseable”.

“Viene un barco de Europa y lo mejor que nos puede mandar a las costas de los países de América Latina es un barco para abortar, ¿no tendrá algo mejor que mandar?, como técnicas de cultivos, cultivos orgánicos, desarrollo de tecnología”, cuestiona Padilla, quien previo a la llegada grabó un video en el que cuestiona “dónde está la educación, la inversión, las fuentes de empleo… Lo que ve Europa de las mujeres de México es que cuando están embarazadas quieren perder a sus bebés, eso es lo que estará pensando una mujer mexicana cuando piense en Europa, que la invitan a abortar”.

Fuente: InfoBae