Congresista llora en oración por EE.UU., “Señor, perdona nuestros pecados”

Randy Weber pidió perdón por el hecho de que los estadounidenses tiraron las biblias de las escuelas públicas, así como el apoyo al aborto para matar a los bebés indefensos.

  • Sociedad    
  • 6 may 2017   

¿Qué sientes con esta noticia?

EE.UU.- En un momento marcante para la política estadounidense, el congresista estadounidense Randy Weber hizo una oración apasionada el pasado miércoles (26), durante un evento. Él pidió que Estados Unidos pudiese arrepentirse de sus pecados e imploró a Dios que Él sane la nación norteamericana.

Weber se subió al escenario y comenzó a hablar cómo Cristo habló a sus discípulos acerca de la oración en Mateo 6: 9-13, que la voluntad del Señor es que ¡fuese la Tierra como en el Cielo! “Señor, venga tu reino.

Hágase tu voluntad en la Tierra, aquí en los salones del Congreso”, oró. “En la ciudad de nuestro país, Señor, hágase tu voluntad”.

Él continuó: “Usted dice en su palabra que el hombre que medita en ti es como un poderoso roble Bienaventurado el que medita todos los días”, en referencia al Salmo 1.

“Pero, Señor, hemos tratado de expulsar su palabra de las escuelas públicas. Tratamos de tirar la Biblia de las salas de clase, los Diez Mandamientos fuera de nuestras escuelas”, dijo.

Sobre el aborto

Weber abordó la cuestión del aborto. “Señor, están matando a los más inocentes.

Su siervo Moisés advirtió en Deuteronomio 30:19 para nosotros eligiésemos la vida, para que nosotros y nuestros descendientes pudiésemos vivir. Pero, papá, nos están matando a nuestros descendientes y nos están pidiendo que sea una opción”, dijo y empezó a llorar. “Oh Dios de los cielos, perdónanos, por favor”, clamó.

El congresista Weber empezó a implorar por los cristianos de América a que se arrepientan de sus pecados. “Señor, perdona nuestros pecados Padre, ayúdanos a regresar a tus preceptos, a tu camino a una verdadera comprensión del texto que dice. ‘Bienaventurada la nación cuyo Dios es el Señor’ ‘, suplicó Weber.

“No retires la mano protectora de nosotros, Padre, por favor. Señor, perdona nuestros múltiples pecados. En su gran misericordia, llévanos de vuelta a ti,” oró. Mira el vídeo de la oración de Randy Weber (en inglés):