nav
Miércoles 20 de Septiembre de 2017

Mujer con cáncer prefiere morir a abortar su bebé

Carrie DeKlyen optó por abandonar la quimioterapia y poner en riesgo su vida para salvar a su bebé.

  • Sociedad    
  • 29 ago 2017   

¿Qué sientes con esta noticia?

EE.UU.- Carrie DeKlyen, una norteamericana diagnosticada con cáncer en el cerebro, optó por abandonar su tratamiento de quimioterapia por el hecho de estar embarazada y no querer abortar a su bebé.

La mujer, que tuvo otros cinco niños, recibió el diagnóstico de glioblastoma multiforme en el mes de abril. Después de eso, comenzó a recibir un seguimiento a través del equipo médico de la Universidad de Michigan, en Estados Unidos.

Cuando fue informada, por los médicos sobre el embarazo, fue orientada a abortar para que su tratamiento fuera continuado. Sin embargo, para la sorpresa del equipo médico, Carrie lo rechazó.

Su marido, en una entrevista dada a la revista People Magazine, recordó la tensión creada a partir de ese momento. “El médico dijo:” Si usted no aborta a este bebé, usted va a morir “, recordó.

“Pero esa fue la decisión de Carrie. Yo le pregunté: ‘¿Qué quieres hacer?’ Y ella dijo: ‘Vamos a quedarnos con el bebé‘, agregó Nick, que es cristiano.  Después de eso, Carrie pasó por dos cirugías cerebrales y el tumor fue removido.

 Sin embargo a pesar de su valiente posición, Carrie no logró mantener el cuadro clínico estable y, actualmente, está en estado vegetativo.

Por el hecho de estar, aún, con 23 semanas de gestación, la familia de Carrie aguarda otras cinco semanas para que sea posible hacer un parto del niño y que sobreviva los procesos quirúrgicos.

Nick afirmó que conoció a Carrie en la iglesia en la que frecuentaban, cuando ambos eran niños. A pesar de apoyar la decisión de su esposa, considera difícil vivir sin ella.

“El tiempo de Carrie está llegando, pero yo sé que la veré de nuevo – no en esta vida, pero voy a estar con ella de nuevo en el cielo. Ella tomó la decisión de dar su vida por otra vida, y yo no podría estar más orgulloso “, contó.

La familia, por medio de Sonya Nelson, cuñada de Carrie, creó una campaña de financiamiento colectivo para ayudar a la familia a cubrir los gastos con la operación. Más de 74,827 dólares han sido recaudados.

[ Fuente: People]