nav
Viernes 22 de Septiembre de 2017

Madre cristiana con cáncer muere para salvar la vida de su bebé

Carrie Lynn DeKlyen, murió después de decirle a su marido, Nick DeKlyen, “Te veré en el cielo”, según informa la Associated Press .

  • Sociedad    
  • 15 sep 2017   

¿Qué sientes con esta noticia?

GRANDVILLE, EEUU.- “Nos quedamos a su lado hasta que ella tomó su último aliento”, dijo Nick DeKlyen a l AP. “Ahora está en manos de Dios”. “Juan 15:13 Nadie tiene mayor amor que este, que uno ponga su vida por sus amigos, Carrie entró en presencia de nuestro Señor esta mañana, ¡sólo puedo imaginar lo que está experimentando ahora! usted y nosotros le echaremos de menos, pero su legado seguirá viviendo. Tú tocaste tantas vidas y tu amor por Jesús fue evidente en la forma en que viviste tu vida debido a nuestra fe, ¡sabemos que nos veremos de nuevo!”, dijo Cure 4 Carrie una página de apoyo en Facebook dirigida por la cuñada de Carrie, Sonya Nelson.

Nick DeKlyen le dijo a People  en agosto que los médicos le dijeron a su esposa que si ella no abortaba a su bebé ella moriría de su cáncer de cerebro. La madre de fe, sin embargo, se negó.

Cuando fue informada, por los médicos sobre el embarazo, fue orientada a abortar para que su tratamiento fuera continuado. Sin embargo, para la sorpresa del equipo médico, Carrie lo rechazó.

El 2 de septiembre, la salud de Carrie dio un giro para empeorar. Nelson, reveló en Cure 4 Carrie  que la madre fiel se había vuelto “completamente insensible”. “Acabo de hablar con Nick y él quería que me actualizara. Hemos tratado de compartir la historia de Carrie sin ser negativos, pero la conclusión es que tenemos que compartir la realidad de la situación. Carrie no está bien. Por los últimos días ella ha estado completamente sin respuesta, ella ni siquiera está respondiendo al dolor. Ellos nos dicen que todavía puede oírnos como el oído es el último en irse”, escribió.

“…por favor, por favor, siga orando para todos nosotros a medida que navegamos a través de esta situación horrible. Queremos que sepa que nuestra fe es fuerte y no importa el resultado que vamos a seguir para alabar al Dios Todopoderoso que servimos”, resaltó.

En lugar de la quimioterapia, Carrie sufrió cuatro cirugías cerebrales importantes en un intento de vencer a su cáncer. Ella entró en coma después de sufrir un accidente cerebrovascular en julio.

“No sé si me escucha, pero le digo que la amo todos los días”, dijo Nick a People después de que su esposa dio a luz mientras estaba en coma el jueves pasado. “Le dije, ‘te quiero, Carrie, y estoy esperando que te despiertes y para llevarte a casa’. Le dije que me iba a quedar a su lado, que nunca la dejaría, quería más que nada que llevarla a casa”.

Nick y su difunta esposa son de Wyoming, Michigan, ya eran padres de cinco niños que van en la edad antes de dar a luz a Lynn, la bebé recién nacida.

A pesar de que Life Lynn nació a las 24 semanas y cinco días del embarazo de Carrie, y pesó sólo 1 libra, cuatro onzas, Nick dijo a AP que el bebé estaba creciendo y “casi respirando por sí mismo” en el Hospital de la Universidad de Michigan en Ann Arbor.

“Va a estar bien”, dijo Nick sobre el bebé. “Ella va a estar aquí por 4 o 5 meses, pero esperamos que sea un bebé sano … El médico acaba de decir que el momento (del nacimiento) no podría haber sido más perfecto”.

Un servicio conmemorativo  se llevó a cabo por Carrie el pasado martes, 12 de septiembre en el Rez Center of Resurrection Life Church, 5100 Ivanrest SW, Grandville.

Una campaña de GoFundMe que  buscaba recaudar 150,000 dólares para ayudar con los gastos de la familia había recaudado casi 125,000 dólares el lunes por la tarde.

[ Fuente: Christian Post ]