nav
Jueves 19 de Octubre de 2017

Empresario gay expulsa a cristianos de su cafetería

Los clientes cristianos fueron expulsados por estar realizando evangelismo y una campaña anti aborto en las calles.

  • Sociedad    
  • 10 oct 2017   

¿Qué sientes con esta noticia?

WASHINGTON, EE.UU.- Un propietario gay de una cafetería llamada Bedlam en Washington, en los Estados Unidos expulsó a unos clientes cristianos el domingo (8), porque estos estaban realizando una campaña contra el aborto en la calle antes de entrar a su tienda.

Los cristianos, ligados al grupo “Abolish Human Abortion” (“Abolir el Aborto Humano”, estaban en la ciudad de Seattle compartiendo el Evangelio y distribuyendo materiales a las personas en las calles.

El grupo entró en la cafetería Bedlam Coffe para descansar, pero no abordó a ningún cliente.

No distribuimos nada dentro. Nosotros compramos café y subimos las escaleras”, dijo la cristiana Caytie Davis. Pocos minutos después, el propietario abordó al grupo de cristianos diciéndoles: “Ustedes tienen que salir”.

El hombre mostró a ellos un panfleto que había encontrado, que presentaba la imagen de un niño abortado, ilustraciones del arco iris y una explicación de lo que representa este símbolo de acuerdo con las Escrituras. “Eso me ofende”, afirmó.

“Ninguno de nosotros dejamos que el folleto cayera en la tienda”, cuenta Davis.

“Nosotros explicamos que estábamos distribuyéndolo a la gente en la ciudad y preguntamos dónde lo había encontrado. Él nos dijo que lo encontró en la calle.

Irritado, el propietario insistió que los cristianos dejarán su cafetería. “¿Entonces no estás dispuesto a tolerar nuestra presencia?”, cuestionó el cristiano Jonathan Sutherland. “Si busco a mi novio ef * con él aquí ¿usted va a tolerar?”, retrucó el empresario, que es homosexual.

El grupo de cristianos acordó salir, pero Davis aprovechó la oportunidad para compartir el mensaje de Jesús. “Cristo puede salvarte de ese estilo de vida”, dijo ella. “No voy a ser salvo por nada”, dijo el empresario, burlándose de la fe cristiana.

Los abolicionistas clasificaron el trato que recibieron como hipócrita, teniendo en cuenta los recientes casos de discriminación que implican negocios cristianos en los EE.UU. por causa de fe. Por otro lado, no quieren ver a los empresarios homosexuales siendo tratados injustamente como los emprendedores cristianos han sido tratados.

“Por el contrario”, dijo Davis. “Mi deseo es que ellos continúen reflexionando sobre la literatura [que fue distribuida] y que eso pueda convencerlos a punto de generar arrepentimiento”.

[ Fuente: Washington Times ]