nav
Viernes 17 de Noviembre de 2017

ONU puede hacer del aborto un “derecho fundamental”

El objetivo es excluir a los seres humanos no nacidos de la afirmación de que “todo ser humano tiene el derecho inherente a la vida”.

  • Sociedad    
  • 31 oct 2017   

¿Qué sientes con esta noticia?

El Comité de Derechos Humanos de la ONU, que promueve en todo el mundo la agenda de la ideología del género y los llamados “derechos reproductivos”, está tratando de alterar el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos. El objetivo de esta modificación es excluir a los seres humanos no nacidos y enfermos terminales de la afirmación de que “todo ser humano tiene el derecho inherente a la vida”.

Promulgado en 1966, el artículo 6 del Pacto Internacional dice: “El derecho a la vida es inherente a la persona humana.

Este derecho debe estar protegido por la ley”.

Si los cambios propuestos ahora se implementan, la nueva versión del artículo 6 incluiría la exigencia de que los países garanticen el acceso seguro al aborto. Anteriormente, había menciones en el documento que abordaban específicamente la necesidad de proteger los fetos, pero el año pasado, el Comité de Derechos Humanos de la ONU, presidido por Arabia Saudí, decidió omitir estas referencias.

“No parece necesario hacer referencias al derecho a la vida de los fetos”, afirmó un miembro del Comité en la época. Sin embargo, es público que parte del Comité de Derechos Humanos no sólo busca reconocer el aborto como un derecho fundamental, sino que también aspira a hacer lo mismo con la eutanasia.

La propuesta justificaría la eutanasia en el caso de “personas mortalmente heridas y enfermas terminales”, que podrían “morir con dignidad”.

Fuerte oposición

La posibilidad de modificación en el artículo 6 del Pacto Internacional obtuvo el rechazo de los gobiernos de Estados Unidos, Rusia, Polonia, Australia, Egipto y Malta, entre otros, y de importantes organizaciones no gubernamentales.

A pesar de la fuerte oposición, hay casos en los que se tomaron decisiones en la ONU ignorando el deseo de la mayoría y basándose sólo en las opiniones de las comisiones. Los gobiernos que promueven el aborto también se manifestaron. Suecia y Finlandia apoyaron el derecho de acceso al “aborto seguro”.

Holanda insiste en la cuestión de la eutanasia, diciendo que el suicidio asistido no debe limitarse a los pacientes con enfermedad terminal. Francia y Alemania apoyaron el aborto, pero no el suicidio asistido.

Polonia, cuyo gobierno expresó repetidamente su firme compromiso con la defensa del derecho a la vida, recordó que dicho pacto “debe proteger la vida de todo ser humano en todas las fases de su desarrollo y que la dignidad inviolable de una persona comienza en el primero momento de su existencia”.

Una declaración contundente cuyo espíritu inspiró al Ejecutivo de EEUU, declaró que “las cuestiones relativas al aborto están fuera del alcance del Comité de Derechos Humanos de la ONU”.

El Centro Europeo de Derecho y Justicia (ECLJ) emitió una declaración en la que acusa al comité de “intentar imponer la legalización del aborto y la eutanasia contra la voluntad de los estados” y “promover abiertamente el suicidio asistido”.

En septiembre, el ECLJ hizo una “intervención oral” en la ONU contra la propuesta. “Es absurdo e inaceptable quitar del derecho a la vida” y que “éste es la protesta más incisiva contra la ONU que ya hicimos para defender la vida”, afirmó la nota a la prensa del Centro Europeo.

[Fuente: Life Site News ]