nav
Martes 21 de Noviembre de 2017

Izquierda estadounidense hace campaña contra “oraciones por Texas”

Vice de Trump: “necesitamos cubrir a las familias de la iglesia con oraciones”

  • Sociedad    
  • 10 nov 2017   

¿Qué sientes con esta noticia?

TEXAS, EE.UU.- ¿Un político puede expresar públicamente su fe en las redes sociales? Desde que Donald Trump ganó las elecciones, sabidamente apoyado por los evangélicos, la respuesta a esta pregunta es un retumbante “no”.

En los primeros días después de la masacre en la iglesia bautista de Sutherland Springs, donde 26 personas acabaron muriendo en un atentado cuyos motivos no están totalmente aclarados, el hashtag #PrayforTexas [ore por Texas] comenzó a multiplicarse en las redes sociales.

Muchos políticos, como el gobernador texano Greg Abbot y el presidente Donald Trump, decían -y tuitaron- que estaban con las familias de las víctimas “en pensamientos y oración”.

Sin embargo, el famoso comentarista político Keith Oberman, que presenta el programa de radio The Resistance, conocido por su postura abiertamente de izquierda y defensor del ateísmo, decidió atacar a los políticos, sobre todo a los evangélicos, que hablaban de oración.

Después que Paul Ryan, un conservador que es líder de la Cámara de Representantes en los EE.UU. dijera que la oración en tiempos de tragedia “da resultados”, Oberman escribió un tuit enojado , sugiriendo que “empujara” sus oraciones, aunque en realidad lo expresó con una gran vulgaridad que omitimos decir.

Poco después, el famoso escritor de terror libros de Stephen King entró en el debate y dijo “Suficiente con la oración. Es hora de comenzar a legislar”. La cuestión en debate era la necesidad de un mayor control de armas, algo que resurge en EEUU cada vez que se producen matanzas de civiles. Sin embargo, rápidamente pasó a ser una verdadera campaña contra todos los conservadores que hablan de su fe.

El principal argumento de los izquierdistas es que las personas que estaban en la iglesia cuando fueron asesinadas estaban orando y eso no las protegió. Varios pastores conocidos, como Franklin Graham y Greg Laurie se manifestaron, “Ciertamente es difícil entender por qué Dios permite una tragedia como esta, especialmente en una iglesia… Sin embargo, los cristianos no están libres de problemas. Jesús mismo dijo: En este mundo tendréis aflicción (Juan 16:33), dijo Laurie a Christian Post .

Mike Pence, vice de Trump, que gobierna el país mientras el presidente está de viaje en Asia, afirmó en una entrevista con el canal Fox News: “En este momento, realmente creo que cubrir a las familias de esa iglesia con nuestras oraciones está haciendo la diferencia en sus oraciones y seguirá ayudando tanto a las familias como a la comunidad”.

Este miércoles (8), mientras el tema de la “inutilidad” de las oraciones comenzó a tomar forma, de las redes sociales y a ser abordado por los medios seculares , Pence fue a Texas y se reunió con las familias de las víctimas en una reunión de oración, donde declaró: “la fe es más fuerte que el mal. Estoy aquí como vicepresidente para asegurar que externamos nuestras más profundas condolencias y que todo el país está orando por ustedes”.

En medio de todo esto, el comentarista Ben Shapiro, usó su programa para abordar el asunto. Siendo judío y conservador, él demostró toda su insatisfacción por la manera como los movimientos de izquierda atacan la fe ajena. “Les aseguro que hacer una oración es algo mucho más eficiente que quedarse burlándose de los demás en Twitter”.

Recordó que cuando Barack Obama era presidente siempre habló sobre sus “pensamientos y oraciones” estar con las familias tras las tragedias que ocurrieron durante su gobierno. Shapiro, incisivo, desenmascaró la hipocresía de los liberales que dicen que nadie impide que los islamistas que recen cinco veces al día para hablar de la oración. También disparó contra quien intenta hacer de la fe algo malo desde el punto de vista político.

Para él, toda la campaña contraria a las “personas de fe” no existe cuando son los demócratas – partido de Obama y Hillary – que van a la iglesia, aparecen cantando himnos o hablando sobre su religiosidad.

[ Fuente: Christian Post]