Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
nav
Martes 16 de Octubre de 2018

Tirador de escuela en Florida afirma que “voces de demonios” le guiaron

Armado con un rifle AR-15, disparó contra los alumnos y profesores, dejando 17 muertos y decenas de heridos.

  • Sociedad    
  • 21 feb 2018   

¿Qué sientes con esta noticia?

EE.UU.- Después de una gran tragedia es común que las autoridades revelen información poco a poco, tras la confirmación (o no) de las narrativas. Cuando el tirador Nikolas Cruz, de 19 años, invadió la escuela Marjory Stoneman Douglas, en Parkland, Florida, el miércoles (14) su objetivo declarado era matar al mayor número posible de personas. Armado con un rifle AR-15, disparó contra los alumnos y profesores, dejando 17 muertos y decenas de heridos.

Siete personas todavía están hospitalizadas debido a las heridas, una en estado grave.

En cierto momento, dejó el rifle, y se mezcló con los estudiantes que huían del lugar, yendo a un supermercado cercano y luego a un Mc Donald’s. No tardó mucho para que la policía lo identificara y lo arrestara.

Según el relato de los policías, preguntado sobre su motivación, Cruz afirmó que “voces de demonios” le dieron instrucciones para el ataque. Según el reportaje de la cadena ABC, las autoridades tratan la declaración como señales de un posible trastorno mental.

Se reveló que el tirador pasó a vivir con la familia de un amigo después de su madre adoptiva, Lynda Cruz, de 68 años, murió en noviembre, debido a una neumonía.

Su padre había fallecido cuando era niño y no tenía parientes conocidos. Los expertos creen que después del juicio debe ser condenado a muerte.

Oraciones por el asesino

La noche del jueves, más de 1.000 personas participaron de una vigilia a la luz de velas en el Anfiteatro Pine Trails Park, en Parkland, donde estaban muchos estudiantes de la escuela atacada y parientes de las víctimas.

Entre los pedidos, uno era un control de armas más rígido por parte del gobierno, alumnos de la escuela lloraban y lamentaban la pérdida de colegas y profesores. Diecisiete cruces fueron colocadas en el césped para recordar a cada víctima. Diferentes líderes religiosos participaron de la vigilia, conduciendo a las personas en oración y ofreciendo palabras de aliento.

Uno de los pastores leía la siguiente oración, en favor del asesino: “Pedimos que el Señor intervenga en la mente perturbada de él y le muestre la esperanza que sólo puede ser encontrada en ti. Oramos para que su actuar milagroso sea evidente en él a pesar de lo que él hizo”.

[ Fuente: Daily Mail y ABC ]