Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
nav
Martes 16 de Octubre de 2018

Chuck Norris: “Mi éxito no tiene nada que ver con suerte, sino con Dios”

Después de ganar fama en Hollywood, el actor contó cómo ha ayudado a niños y adolescentes a superar el bullying y reconstruir su autoestima.

  • Sociedad    
  • 10 mar 2018   

¿Qué sientes con esta noticia?

EE.UU.- Perseguido por muchachos mucho más grandes, aquel niño corría a casa después de la escuela lo más rápido posible. Esta realidad es vivida por muchos chicos que sufren bullying en la escuela actualmente también fue vivida por el pequeño Carlos Ray todos los días en Miami, Arizona – hasta que un día, el empleado de una estación de gasolina vio su agonía y le enseñó a enfrentar a los que lo atormentadores.

Los pequeños Carlitos temblaban de miedo mientras miraba a uno de los matones que lo perseguían en la escuela.

Los dos rodaron en el suelo por unos minutos, parecía una eternidad, y Carlos estaba siendo inmovilizado por su adversario. De repente, agarró el dedo del niño e inclinó hacia atrás. El matón gritó de dolor y se rindió, de acuerdo con la autobiografía “Against All Odds: My Story”  (“Contra Todas Las Probabilidades: Mi Historia”).

Fue así que el hombre conocido como “el tipo más duro” de Estados Unidos – con derecho a una lista interminable de bromas sobre su fuerza – comenzó su carrera. El chico tímido que sufría bullying en la escuela más tarde aprendió artes marciales en Corea, mientras estaba en la Fuerza Aérea.

Fue en este momento que Carlos Ray Norris adoptó el apodo de “Chuck” .

El instructor y actor de artes marciales, ahora con casi 78 años, nació en una familia disfuncional con un padre alcohólico. Él era parte Cherokee (indígena), pero eso no le ayudó mucho cuando su madre se mudó a Arizona y lo matriculó en una escuela de nativos americanos, donde el niño rubio de ojos azules parecía ser una presa fácil para los ‘matones’. Él era introvertido, lejos del perfil atlético de los otros chicos.

Después de la enseñanza media, se alistó en la Fuerza Aérea para integrarse en la ‘Policía del Aire’ en 1958 y se destacó en las artes marciales, ganando más de una franja negra. Él finalmente fundó su propia escuela con su propia marca de artes marciales llamada ‘Chun Kuk Do’.

Él finalizó su servicio militar en 1962, y pasó a enseñar en escuelas de karate y destacarse en competiciones. Él ganó el título de campeón de karate de peso medio del ‘World Professional Full-Contact’ en 1968 – título que mantuvo hasta jubilarse en 1974.

Su enseñanza de karate le ayudó a acercarse a Priscilla Presley, los Osmonds y el “duro de Hollywood” Steve McQueen. McQueen alentó a Norris a intentar su carrera de actor. Él ya había hecho una pequeña parte en ‘The Wrecking Crew’ (1969).

Chuck conoció a Bruce Lee y consiguió un papel en la película ‘Way of the Dragon’, en 1972 y ‘Return of the Dragon’ al año siguiente. En la época, Bruce Lee siendo exitoso en las pantallas de los cines.

Pero la carrera de actor de Chuck vino a despegar con su mayor papel siendo el thriller, “Good Guys Wear Black” (“Los héroes visten de negro”). La película generó 18 millones de dólares en 1978.

Él comenzó a escribir álbumes de gimnásticos e inspiró el videojuego “Chuck Norris Superkicks” (1983). Él estaba en camino de convertirse en una leyenda americana. Su biografía, “The Secret of My Inner Strength, My Story”, se convirtió en un best-seller del New York Times.

Cuando los papeles en las película disminuyeron, él consiguió papeles en las series de televisión.

Desde niño Norris fue cristiano

Desde la infancia, Norris fue cristiano. Él entregó su vida a Jesús a los 12 años y participó en una cruzada evangelística del Billy Graham. Pero los bastidores de Hollywood no ayudan mucho a mantener la fe de una persona. Él se involucró en un caso extraconjugal y acabó divorciándose de su primera esposa, Dianne Holecheck.

“Desgraciadamente, a menudo en la industria del entretenimiento usted pierde de vista lo que es realmente importante en su vida”, dijo Norris en Hear It First. “Perdí un matrimonio a causa de eso”.

Norris se casó de nuevo con Gena O’Kelley y reinó en su vida Cristo. Además de los hijos de su primer matrimonio – Mike, Dina y Eric – también tuvo dos más con su segunda esposa: Dakota y Danilee.

Él y su esposa lanzaron la Fundación Kickstart para introducir al entrenamiento en artes marciales relacionado con la enseñanza moral en escuelas públicas. El programa, que refuerza la autoestima de niños y adolescentes, alcanzó hasta 6.500 escuelas, según la revista Hear It First.

“Las artes marciales son una filosofía que prácticamente transmiten los principios de la Biblia”, dijo Norris. “Aunque no podamos hablar de Jesús, podemos hablar de lo que Jesús habla en la Biblia: amar a su prójimo, ser una buena persona”.

Norris no se ha intimidado y comparte su fe en Hollywood. Como parte de eso, él se empeñó bastante en promover la película “La Pasión de Cristo”, de Mel Gibson.

Hablando sobre el éxito de su carrera, Chuck Norris recuerda que no tiene nada que ver con suerte, pero sí con propósito. “La gente viene a mí y dicen: ‘Chuck, eres el tipo más afortunado del mundo, porque eres un campeón mundial de Karate y una estrella de cine y de televisión’, dijo Norris. “Cuando me dicen eso, simplemente sonrío y respondo que la suerte no tuvo nada que ver con eso. Mi éxito no tiene nada que ver con suerte, sino con Dios”.

[ Fuente: God Reports ]