nav
Sábado 19 de Mayo de 2018

Surge falsa teoría asegurando que Arrebatamiento será el 23 de abril

David Meade ya marcó fechas en el pasado y es visto con desconfianza. Los teólogos recuerdan que “nadie sabe el día”

  • Sociedad    
  • 13 abr 2018   

¿Qué sientes con esta noticia?

EE.UU.- El fin del mundo puede estar cerca, si la previsión de David Meade es correcta. Según él, muy pronto ocurrirá el Arrebatamiento y habrá fuertes señales por ello. Meade afirma ser un estudioso de la Biblia que acompaña las “señales en los cielos”. Dentro de una interpretación de Apocalipsis 12: 1-2, estaría el hecho de que el Sol y la Luna estarán dentro de la constelación de Virgo, siendo que Júpiter (la estrella de la mañana) representa al Mesías.

Con esa configuración astronómica el día 23 de abril, esa sería la fecha del Arrebatamiento. La Escritura dice: “Y apareció una gran señal en el cielo: una mujer vestida del sol, con la luna debajo de sus pies, y una corona de doce estrellas sobre su cabeza. Y estaba embarazada, y con dolores de parto, y gritaba con ansias de dar a luz.

Hay muchos estudiosos de la Biblia y teólogos defendiendo que la mujer sería representada por la constelación de Virgo. La alineación del Sol y de la Luna establecería exactamente esa imagen. Pero ninguno de ellos marca fechas.

Conforme explica Meade, la alineación representa la llegada del Arrebatamiento, el momento en que Cristo llevará al cielo a los fieles antes de un período de gran tribulación sobre la Tierra, que precede al fin de los tiempos.

A pesar de las críticas que recibió el año pasado, después de haber anunciado la inminente llegada del llamado Planeta X , también conocido como Nibiru, Meade insiste en que su aparición después de esa fecha en abril provocará erupciones volcánicas, tsunamis y terremotos en todo el planeta. La NASA ya declaró repetidas veces que el Planeta X es una “farsa”.

Nadie sabe el día

Sin embargo, el teólogo evangélico Ed Stetzer hace una alerta: “Cada vez que las predicciones sobre el fin del mundo aparecen en los medios, es importante que nos preguntemos si eso contribuirá con discusiones útiles y significativas sobre el final de los tiempos. Claro que la respuesta en la mayoría de las veces es no”.

El norteamericano recuerda que “ese tipo de argumentación, defendida por algunos pastores en sermones que pueden ser asistidos en internet, son una vergüenza para los cristianos y una distorsión de la Palabra de Dios”.

El teólogo inglés Jonathan Sarfati también protestó: “Como de costumbre la gente toma datos que encajen en la conclusión deseada. Hay muchas señales en el cielo, pero no podemos quedar atrapados en una supuesta adaptación cristiana de la astronomía.

“No hay nada que sugiera que el día 23 de abril sea una fecha importante para la profecía bíblica, y los cristianos necesitan ser cuidadosos con esas alegaciones sensacionalistas. No sabemos el día ni la hora – por eso, debemos estar preparados en todo momento!”.

[ Fuente: Express ]