Josh McDowell señala tres cambios culturales que amenazan a la iglesia

El evangelista, sostiene que la verdad más grande que sostiene a la Iglesia, ahora se ve sólo como la opinión personal de algunas personas. En particular, está siendo desacreditada por los jóvenes, que abandonan la idea de un Dios personal.

  • Cultura    
  • 15 oct 2013   

¿Qué sientes con esta noticia?

El conocido evangelista y apologista, Josh McDowell, participó recientemente en la Conferencia de Apologética Cristiana Evangélica. Él dijo que los cristianos tienen que estar pendientes de los “tres cambios culturales que desafían y amenazan a la iglesia”.

Según McDowell, el primero es un cambio epistemológico que se intensifica en relación a las verdades bíblicas, cada vez más desacreditadas como “Palabra de Dios”.

“Hemos tenido un gran cambio en lo que creemos que es la verdad ¿y de dónde viene? Pasamos de algo centrado en Dios a algo centrado en nosotros mismos. Cuál era el objetivo para lo subjetivo, desde el interior para el exterior”, explicó.

El evangelista, sostiene que la verdad más grande que sostiene a la Iglesia, ahora se ve sólo como la opinión personal de algunas personas. En particular, está siendo desacreditada por los jóvenes, que abandonan la idea de un Dios personal.

“En 1991, el 51% de los adultos jóvenes evangélicos dijo que no hay verdad más allá de sus propias opiniones. Hoy, esa cifra se eleva al 91% “, dijo McDowell.

El segundo aspecto destacado por el apologista es la “explosión de la información” de Internet, que pone a prueba la cultura de las personas, sus puntos de vista morales y creencias acerca de la Iglesia.

Él cita un estudio reciente, que indica que un usuario de la red tiene a su disposición todos los días, alrededor de 34GB de datos de Internet y cerca de 100 mil palabras. Y la tendencia es de un crecimiento anual del 5% de ese número.

“Cada pastor, pastor de jóvenes, y todos los padres están compitiendo con Internet y la información que se extiende a toda hora”, dijo McDowell. “La mayoría de los jóvenes no buscan más canales de televisión sobre noticias. Prefieren leer bloggers. Hay alrededor de 181 millones bloggers que compiten por la atención de sus hijos”.

Esta cantidad ilimitada de información está en línea que la gente tiene acceso y está provocando un aumento en el escepticismo, lamenta McDowell. “Si no me crees, mira a los jóvenes en las facultadas y en las escuelas de secundaria. Ellos dicen: “¿Cómo sabes que esto es cierto?”. Hay muchos que no sabemos…. [] Para todos los jóvenes, incluso los cristianos, la era de la Internet, está debilitando sus creencias porque piensan que mañana descubrirán otras cosas”.

El tercer y último aspecto destacado por él, es que los pastores no pueden pastorear de la misma manera que lo hicieron en los últimos 20 años. Los padres tampoco pueden educar a sus hijos de la misma manera en que fueron criados, porque el mundo que ha cambiado.

“Los ateos y agnósticos tienen el mismo acceso a sus hijos que usted. El Internet ha cambiado las reglas, y ahora, si usted no forma a un niño antes que cumpla los 12 años, no se puede hacer más”.

McDowell, destacó que uno de los más claros problemas es que los jóvenes están cada vez más adictos a la pornografía. “Por desgracia, no parece haber ninguna diferencia en los números dentro y fuera de la iglesia”. Citando otra investigación, señaló que un número creciente de pastores tienen problemas con la pornografía. McDowell, señaló que el aumento de la exposición a imágenes pornográficas influye en la búsqueda de “otros tipos de placer… incluyendo el homosexual”.

Su consejo es que los padres y pastores, deben prepararse mejor para atender a las personas que tienen a cargo. Y agregó: “Es tan idiota como decir, no se puede escuchar música” en nuestra cultura. No se puede ir por la vida sin escuchar música. Hoy en día, usted puede ser capaz de vivir sin estar expuestos a la pornografía. Los padres que preparen a sus hijos los ganaran, los que piensan que los sacaran del mundo, los perderán”.

Traducido y adaptado por NoticiaCristiana.com de Christian Post