Columnista del New York Times propone que la Biblia sea reescrita

Frank Bruni utilizó su columna del New York Times para decir que la visión bíblica de ver “los gays, lesbianas y bisexuales como pecadores es una opción”, basada en “textos antiguos” y que el libro debe ser “reescrito”

  • Cultura    
  • 15 abr 2015   

¿Qué sientes con esta noticia?

Un escritor influyente de los Estados Unidos publicó un texto en el que sostiene que la Santa Biblia sea reescrita para que los homosexuales sean aceptados en la comunidad cristiana, y el tema de la homosexualidad ya no sea visto como pecado.

Frank Bruni utilizó su columna del New York Times para decir que la visión bíblica de ver “los gays, lesbianas y bisexuales como pecadores es una opción”, basada en “textos antiguos” y que el libro debe ser “reescrito” para que sea aceptado por la comunidad homosexual y los cristianos.

“Es una elección. Ella [la Biblia] prioriza pasajes dispersos de textos antiguos y ha hecho que todo sea aprendido desde entonces, como si el tiempo se hubiera detenido, como si los avances de la ciencia y el conocimiento no significaban nada”, escribió.

La Biblia, según el articulista “no tiene en cuenta el grado en que los escritos reflejan los prejuicios y los puntos ciegos de los autores, culturas y épocas” y por lo tanto no está actualizado.

Escritor cristiano refuta tal propuesta

La propuesta absurda de Bruni recibió una respuesta del escritor cristiano Michael Brown.

El autor del libro: “¿Usted puede ser gay y cristiano?”. Él escribió una respuesta en Charisma News donde afirma que Bruni está equivocado con respecto a la Biblia.

“Para los judíos y los cristianos devotos, las Escrituras no son sólo escritos, lleno de prejuicios y puntos ciegos […] Si ese fuera el caso, no habría base para nuestra fe y sin fundamento moral absoluto de cualquier tipo. Si no olvidamos de la homosexualidad no tendríamos ninguna razón para seguir cualquiera de los fundamentos de nuestra fe y la descripción de Bruni tendría sentido”, dijo.

Sobre la opinión de Bruni, que piensa que “la homosexualidad no debe ser considerada un pecado”, Brown respondió diciendo que la posición cristiana sobre el tema no es sólo acerca de esto: “Todos nosotros, sin importar nuestras tradiciones religiosas, tenemos que saber cómo hacer más para decirle a la gente gay que lo que hacen es pecado. Y eso es precisamente lo que los floristas y panaderos ha hecho al tratar de convertirlos”, dijo, en referencia a los casos en que profesionales cristianos se han negado a prestar sus servicios para bodas gay por lo han terminado siendo acusados de homofobia.

Por último, el escritor cristiano ha añadido que “el hecho de que las iglesias, denominaciones y grupos religiosos vayan y vengan, la Palabra de Dios está aquí para quedarse. Ella sigue permaneciendo”.