nav
Jueves 01 de Diciembre de 2016

Vasos de Starbucks provocan polémica reacción en cristianos de EEUU

El estímulo económico es tan importante que, en muchos países del mundo, la llamada temporada navideña empieza cada vez más temprano. Starbucks, por ejemplo, introdujo su polémico nuevo diseño de tazas navideñas a finales de octubre.

  • Cultura    
  • 10 nov 2015   

¿Qué sientes con esta noticia?

Se trata del nuevo diseño navideño de las tazas de café de la multinacional Starbucks, que esta suele utilizar durante la navidad. Algunos, sin embargo, consideran el sencillo rojo de las nuevas tazas “anticristiano” y un insulto contra aquellos que celebran la Navidad.

Siempre que se aproxima diciembre, Starbucks sirve su café en tazas pintadas con representaciones invernales o navideñas como copos de nieve, globitos ornamentales o escenas pintorescas.

La edición especial de las tazas de Starbucks, iniciada en 1997, es un evento anticipado y los diseños, que varían de año en año, se han vuelto icónicos.

Esta Navidad, sin embargo, han optado por un estilo “minimalista” para reflejar “la simpleza y paz” de la época, según Jeffery Fields, el vicepresidente de diseño de Starbucks.

Desde una perspectiva puramente cristiana uno se podría preguntar ¿qué tienen que ver los copos de nieve y globitos ornamentales con el cristianismo? No obstante, la reacción de un expastor en EE.UU. ha logrado seguimiento en las redes sociales con el hashtag “MerryChristmasStarbucks” (FelizNavidadStarbucks).

Joshua Feuerstein lanzó un video en el que muestra cómo fuerza a los empleados de Starbucks a reconocer la Navidad, ordenando una taza de café y dando su nombre como “Merry Christmas” (Feliz Navidad).

Como la costumbre de las cafeterías de Starbucks es identificar los pedidos con los nombres de los consumidores, los empleados se ven forzados a escribir “Merry Christmas” en la taza.

En el video, Feuerstein insta a otros a hacer lo mismo cuando pidan un café de esa cadena y su movimiento ha ganado seguidores en las redes sociales y cierto apoyo internacional. “Esto es un rechazo a la realidad histórica y la gran herencia cristiana que sostiene el ‘Sueño Americano’ del cual se ha beneficiado tanto Starbucks”, opinó Andrea Williams –de la organización cristiana en Reino Unido, Christian Concern– a la publicación conservadora Breitbart.

Fiesta mercantilista

En parte, ese “Sueño Americano” al que se refiere Williams tiene que ver con la comercialización de la Navidad, que logra su máxima expresión en EE.UU. pero cuyo afán de consumo se ha difundido por muchas partes del planeta.

La economía navideña es enormemente significativa porque representa el período de mayor venta para los comerciantes, muchos de los cuales logran recuperar las ganancias de todo un año en torno a ese festivo.

El estímulo económico es tan importante que, en muchos países del mundo, la llamada temporada navideña empieza cada vez más temprano. Starbucks, por ejemplo, introdujo su polémico nuevo diseño de tazas navideñas a finales de octubre.

Un factor en la decisión de ese diseño puede ser que en todo el mundo ha crecido el número de no cristianos que celebran la Navidad, no como un festivo religioso sino civil. En Estados Unidos, en particular, se ha dado por fundir con la Navidad otras tradiciones como el Hannukah judío o el Kwanza africano y otros ritos paganos minoritarios en un sincretismo secular que celebra la hermandad, la bondad, la renovación y la esperanza de la luz en los meses fríos y oscuros.

Desde hace unos años, los símbolos cristianos han estado desapareciendo de las vitrinas y anuncios comerciales navideños, a cambio de los que evocan más la época invernal o el espíritu de esa fiesta. Una tendencia que parece estar siguiendo Starbucks con unas tazas que son una manera “más abierta de recibir las fiestas”, según explicó el vicepresidente de diseño, Jeffery Fields.