“Zapatero amenaza los fundamentos de la democracia”, dice Vicepresidente de Alianza Evangélica Española

Manuel Suárez, vicepresidente de la Alianza Evangélica Española (AEE), expresó que la participación de Zapatero en el Desayuno de Oración en EE. UU., no fue más que un “oportunismo, para conseguir beneficio político”. En la foto, Manuel Suárez.

  • Iglesia/Estado    
  • 10 feb 2010   

¿Qué sientes con esta noticia?

Manuel Suárez, vicepresidente de la Alianza Evangélica Española (AEE), catalogó la actuación del presidente español, José Luís Rodríguez Zapatero, como una amenaza contra los fundamentos de la democracia española, después que mostrara su completo agnosticismo en el Desayuno de Oración en EE. UU.

“Amenaza los fundamentos de la democracia, no es igualitaria, ya que prohíbe a los creyentes mostrar públicamente su fe. Se imponen criterios éticos a creyentes y no creyentes, decidiendo lo que es ortodoxo y lo que es herejía.

Por eso los creyentes van notando de forma fatalista este arrinconamiento que los lleva a una retirada de la escena pública”, señaló fuertemente Suárez.

El funcionario de la AEE, lamentó que Zapatero fuera mal asesorado, no saber dónde estaba y su mal discurso en defensa del relativismo moral en el que extrajo conceptos de la Biblia para utilizarlos a favor de su ideología.

Suárez, reconoce haberse sorprendido por la posición de Zapatero, ya que es un defensor del laicismo. “Los fundamentos democráticos de la sociedad americana se asientan en valores bíblicos, el laicismo español no puede entenderlo, y por eso no pueden concebir que un presidente laico como Obama, se exponga a cerrar sus ojos para orar en público”.

La participación de Zapatero, en el Desayuno no fue más que un “oportunismo, para conseguir beneficio político”, analizó el Vicepresidente de la AEE. “Para Zapatero, Washington bien vale un Desayuno de Oración, no ha dudado en atravesar el Atlántico y meter un texto de la Biblia para ganar rentabilidad política en un acto evangélico ante los protestantes americanos, pero no ha sido capaz de abrir la Moncloa para sin desplazarse un metro, recibir a los protestantes españoles”.

“Zapatero debería saber que la libertad religiosa en los Estados Unidos no se estableció desde el relativismo moral, sino desde firmes principios bíblicos y profundas convicciones religiosas. Sus asesores deberían haberle contado la historia”, opinó Suárez.