nav
Domingo 24 de Mayo de 2015

Congresista de EEUU pide suspender ayuda a Marruecos por perseguir a cristianos

Wolf, solicitó a Hillary Clinton, secretaria de Estado, suspender los casi 700 millones de dólares que EE.UU., da a Marruecos en concepto de ayuda económica; ya que este país es una nación que hace “descaradamente caso omiso de los derechos de los ciudadanos estadounidenses”.

  • Iglesia/Estado    
  • 25 may 2010   

¿Qué sientes con esta noticia?

El congresista Frank Wolf (Virginia), un destacado defensor de los derechos humanos del Congreso de EE.UU. ha pedido que el país norteamericano suspenda la ayuda económica que otorga a Marruecos a causa de la expulsión de decenas de estadounidenses acusados de “proselitismo cristiano”.

El problema está en que el Islam es la religión oficial en la nación del norte de África, y cualquier acción de evangelización está prohibido.

Sin embargo, Wolf dice que cerca de 40 estadounidenses han sido deportados sin el debido proceso legal en los últimos meses, incluyendo algunos que trabajaban en un hogar para huérfanos y niños abandonados.

Wolf solicitó a Hillary Clinton, secretaria de Estado, suspender los casi 700 millones de dólares que EE.UU., da a Marruecos en concepto de ayuda económica; ya que este país es una nación que hace “descaradamente caso omiso de los derechos de los ciudadanos estadounidenses”.

“Los individuos deportados fueron acusados de proselitismo, algo que está en contra de la ley en Marruecos, pero las autoridades marroquíes se han negado a entregar prueba alguna, ni ofrecen ninguna explicación de los cargos”, demandó el Congresista.

“Hago un llamado al Gobierno de Marruecos de nuevo para mantener su compromiso con los principios de la tolerancia religiosa y la libertad”, añadió Wolf, quien adelantó que la comisión de la Cámara de los Derechos Humanos de la cual él es co-presidente- tendrá una audiencia con Marruecos el próximo 17 de junio.

El Gobierno de Marruecos ha expulsado desde el pasado mes de marzo a alrededor de un centenar de cristianos bajo la acusación de haber hecho proselitismo entre los musulmanes, según informó el ministro de Asuntos Islámicos, Ahmed Tufiq, quien justificó estas medidas por la necesidad de impedir “enfrentamientos religiosos”.

Las expulsiones comenzaron el pasado mes de marzo y muchos de los expatriados eran cooperantes humanitarios.

F: EFE