nav
Jueves 21 de Septiembre de 2017

Proponen ley que multe con 5 mil dólares el que ofenda o agreda a un gay en Panamá

Ricardo Beteta, presidente de la Asociación Hombres y Mujeres Nuevos de Panamá, está promoviendo un anteproyecto de ley que propone multas de hasta 5 mil dólares y penas de cárcel de 6 meses a 1 año a panameños que ofendan o agredan a homosexuales y lesbianas.

  • Iglesia/Estado    
  • 17 sep 2010   

¿Qué sientes con esta noticia?

Muy pronto la Asamblea Nacional de Panamás podría discutir el anteproyecto número 50 que propone multas de hasta 5 mil dólares y penas de cárcel de 6 meses a 1 año a panameños que ofendan o agredan a homosexuales y lesbianas.

El anteproyecto de ley, aún no está en agenda por la Asamblea Nacional para discutirse, sin embargo, Ricardo Beteta, presidente de la Asociación Hombres y Mujeres Nuevos de Panamá, acusó, a los pastores evangélicos de incitar al miedo a las personas sobre los “gays”.

Beteta, consideró que “Panamá es un país altamente machista, es una manera de discriminarnos”, dijo el dirigente de homosexuales y lesbianas, quien sostiene que buscan ser “inclusivos” e insistió que el tabú hace que el homosexual o la lesbiana no salga del closet.
 
Sin embargo, la sicóloga clínica, Geraldine Emiliani, exhortó a la Asamblea defender la primera institucionalidad del Estado que es la familia panameña. La experta dijo a La Estrella Online que “los valores fundamentales de la familia panameña están en deterioro y hay que rescatarlos”.

“La alegría, la nobleza, la generosidad así como la ofensa y la agresión y la violencia son conductas propias del ser humano por su naturaleza y depende del estado de ánimo de la persona para expresarlas… tú no puedes con una ley coartar las manifestaciones conductuales inherentes o propias en el ser humano por capricho”, comentó Emiliani.

Hasta el momento, varios grupos han rechazado este documento, especialmente representantes de la iglesia evangélica, los cuales Beteta, ha denominado como fundamentalistas.

Para Beteta, presentar este proyecto ha traído primero la burla y después la censura. Este dirigente asegura que muchos dicen que en Panamá no existe la discriminación, pero este grupo mantiene informes que demuestran que hay discriminación social e institucional.