nav
Sábado 18 de Noviembre de 2017

Evangélicos instan a diálogo y oración ante conflicto entre Nicaragua y Costa Rica

El Gobierno de Nicaragua, inició un dragado en el nicaragüense Río San Juan, junto con el Ejército, Costa Rica denunció que los nicas habían violando su soberanía al entrar al supuesto suelo tico. El conflicto aún no termina.

  • Iglesia/Estado    
  • 18 nov 2010   

¿Qué sientes con esta noticia?

Pastores y líderes de las iglesias evangélicas de Nicaragua, instaron al diálogo bilateral y a la oración ante el conflicto de Nicaragua con Costa Rica, sobre las acusaciones del Gobierno tico al acusar al Ejército nicaragüense de ingresar a su territorio y violar su soberanía.

Este problema inició desde el 27 de octubre y todavía no se ha llegado a una solución. Todo empezó cuando el gobierno de Nicaragua rechazó las afirmaciones de Costa Rica sobre la supuesta violación de su soberanía.

El Gobierno de Nicaragua, inició un dragado en el nicaragüense Río San Juan, junto con el Ejército, Costa Rica denunció que los nicas habían violando su soberanía al entrar al supuesto suelo tico.

En una carta emitida por el Ministro de Relaciones Exteriores por la Ley, Manuel Coronel Kautz, al ministro de Relaciones Exteriores y Culto de Costa Rica, Rene Castro Salazar, y publicada en los medios oficialistas nicaragüenses, señala que “todas las labores de limpieza (dragado) realizadas en el Río San Juan, se han ejecutado en territorio nicaragüense, conforme a los derechos establecidos en el tratado de límites Jerez-Canas y demás instrumentos, Laudo Cleveland y Laudos Alexander”.

“El gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional por este medio expresa su más enérgica protesta por las reiteradas violaciones de tropas de las fuerzas armadas costarricenses a territorio nicaragüense. El gobierno de Nicaragua exige que hechos como este no vuelvan a repetirse”, cita la carta.

El Gobierno de Costa Rica, no dialogó con el Gobierno de Nicaragua y tampoco agotó los medios bilaterales sino que se quejó ante la Organización de Estados Americanos (OEA) que al final de todo el asunto, esta organización le pidió a Nicaragua a retirar, sus tropas en un lugar donde el Ejército combate el narcotráfico y además es suelo nicaragüense legalmente.

El conflicto se ha acrecentado y el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, expresó en una transmisión en cadena nacional que fue un complot la desición de la OEA, y que buscarían la opción de retirarse de esta organización y elevar este conflicto entre Nicaragua y Costa Rica a la Corte Internacional de la Haya en Holanda.

“No veo ensañamiento de un pueblo sobre el otro y las Sagradas Escrituras nos piden que debemos ser objetivos y guiarnos por la verdad,”, expresó el doctor Gustavo Parajón, presidente honorario y uno de los fundadores del Consejo de Iglesias Evangélicas Pro-Alianza Denominacional (CEPAD).

“Si los laudos-tratados y los organismos internacionales como la Haya le dan la razón a Nicaragua sobre la soberanía del Río San Juan, pues respaldo al Gobierno en sus gestiones en función de preservar nuestro territorio y sus recursos”, destacó el Fabio Flores pastor, de la Iglesia Bautista Interdenominacional.

Los mapas y los laudos históricos aclaran y legalizan la soberanía del Río San Juan “no me explico por qué el hermano país de Costa Rica dice sentirse afectado. Creo que su reclamo es injusto y llamo a ambos gobiernos a mantener el diálogo y evitar actitudes de violencia y opino que los países centroamericanos son hermanos y más bien deben estar unidos para no ser avasallados por las potencias”, resaltó el pastor Pablo Solbavarro, directivo del Consejo Nacional de Pastores de Nicaragua (CNPEN).

“Los pastores y líderes religiosos debemos reafirmar que el río es nuestro y apoyar una solución civilizada a través del diálogo. La nación no debe prestarse a la utilización de países ricos interesados en controlar, geográficamente, el mundo. Costa Rica debe evitar una confrontación violenta”, advirtió el pastor Jairo Arce, de la Iglesia Menonita.

Ramón López, presidente de la Fraternidad de la Iglesia de las Asambleas de Dios Autónomas Hispánicas, en un reciente encuentro de esa denominación celebrado en Panamá, se extrañó que dos pastores de Costa Rica creyeran, firmemente, que su país tiene la razón, expresiones equivocadas que desconocen los tratados.