nav
Sábado 23 de Septiembre de 2017

34 mil iglesias evangélicas retirarán su apoyo a Obama, si no defiende Ley “Defensa del Matrimonio”

El Pastor Anthony Evans, líder de la National Black Church Initiative, ha asegurado que Barack Obama, “ha violado la fe cristiana” al dejar de sostener la enseñanza de Cristo sobre el matrimonio, que es formado por un hombre y una mujer.

  • Iglesia/Estado    
  • 25 feb 2011   

¿Qué sientes con esta noticia?

Si el presidente de EE. UU., Barack Obma pensaba que los evangélicos no iban a reaccionar en cuanto a no defender la ley “Defensa del matrimonio”, se equivocó porque unas 34 mil iglesias evangélicas negras -black churches- retirarán su apoyo a Obama, si él decide abstenerse sobre de no prohibir el “matrimonio homosexual” en los contenciosos judiciales.

Las iglesias evangélicas negras o afroamericanas, está criticando con extrema dureza al presidente Barack Obama, por su decisión de dejar de defender la ley federal que impide el reconocimiento del matrimonio entre homosexuales en todos los Estados Unidos, por tal motivo estiman que deben replantearse el gran apoyo prestado a Obama.

El Pastor Anthony Evans, líder de la National Black Church Initiative, ha asegurado que Barack Obama, “ha violado la fe cristiana” al dejar de sostener la enseñanza de Cristo sobre el matrimonio, que es formado por un hombre y una mujer.

Las iglesia evangélicas afroamericanas al ver el cambio de actitud del presidente norteamericano, ha asegurado que “las iglesias negras deben reconsiderar su enorme apoyo” a Obama.

El Departamento de Justicia anunció ayer miércoles que, por decisión de Obama, no defenderá la constitucionalidad de la norma federal conocida como Defense of Marriage Act (Ley de Defensa del Matrimonio) en el tribunal donde está siendo recurrida.

Jay Carney, Secretario de Prensa de la Casa Blanca, ha dicho que Obama, sigue luchando con su punto de vista personal sobre el matrimonio pero hace mucho tiempo que se ha manifestado contrario a esa ley federal por considerarla innecesaria e injusta.