nav
Martes 21 de Noviembre de 2017

Barack Obama ofrece discurso sobre su fe personal en Desayuno Nacional de Oración

“Cuando me despierto por la mañana, espero en el Señor, le pido que me dé la fuerza para hacer lo correcto por nuestro país y nuestra gente. Y cuando voy a la cama por la noche, le pido al Señor que me perdone mis pecados”, dijo Obama.

  • Iglesia/Estado    
  • 4 feb 2011   

¿Qué sientes con esta noticia?

El presidente de EU, sorprendió a los asistentes y medios de comunicación, al brindar un discurso sobre su fe personal en el Desayuno Nacional de Oración.

Obama, expresó que hace 20 años “llegó a conocer a Jesucristo y lo abrazó como su Señor y Salvador”. En el evento no faltó el minero cristiano chileno, José Henríquez, a quien Obama lo elogió por la labor que realizó como guía espiritual de sus compañeros mientras estuvieron atrapados en una mina durante 70 días el año pasado.

Junto a Henríquez estuvo además el pastor Alfred Cooper, capellán del Palacio Presidencial en Chile.

“Estos pasados dos años han profundizado mi fe cristiana. La presidencia causa la necesidad de orar. Pastores como TD Jakes vienen a la Casa Blanca a orar conmigo constantemente”, dijo Obama.

La cadena de televisión CNN dio una completa cobertura al evento donde el presidente Obama, dijo que el mandato bíblico de servir a los menos protegidos”. Según CNN, el mandatario pronunció estas palabras porque sólo una minoría de los estadounidenses sabe que él es un cristiano y un número mayoritario cree que Obama es musulmán.

“Mi fe cristiana ha sido mantenerla en este el último par de años, y más aún cuando Michelle y yo escuchamos que nuestra fe es cuestionada”, dijo el presidente agregando que “se nos recuerda que en última instancia lo que importa no es lo que dicen los demás acerca de nosotros, sino que somos fieles a nuestra conciencia y fieles a nuestro Dios”.

“Cuando me despierto por la mañana, espero en el Señor, le pido que me dé la fuerza para hacer lo correcto por nuestro país y nuestra gente. Y cuando voy a la cama por la noche, le pido al Señor que me perdone mis pecados, le pido cuidar de mi familia y que el Señor me haga un instrumento de él”.

La Casa Blanca negó que el discurso sea una respuesta a errores de percepción pública acerca de la religión de Obama. “Él es un cristiano comprometido, que toma muy en serio su fe,” dijo un funcionario de la Casa Blanca antes del discurso. “Puede haber malentendidos y algunas personas que atacan su fe, pero al final del día el pueblo estadounidense sabe quién es y dónde se encuentra”.