nav
Domingo 20 de Agosto de 2017

Evangélicos españoles demandan a Estado Español por no ceder pensión de jubilación a un pastor

El Tribunal de Estrasburgo, ha enviado una notificación a la Iglesia Evangélica Española en la que el magistrado ponente afirma que “existen indicios de discriminación en la actuación del Estado Español contra los pastores evangélicos fundada en la religión”.

  • Iglesia/Estado    
  • 28 mar 2011   

¿Qué sientes con esta noticia?

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos, ha admitido a trámite una demanda presentada por la Iglesia Evangélica Española contra el Estado Español, a favor de la pensión de jubilación de un pastor protestante y ha señalado en un comunicado que darán traslado de la misma al Estado para que la conteste.

El Tribunal de Estrasburgo, ha enviado una notificación a la Iglesia Evangélica Española en la que el magistrado ponente afirma que “existen indicios de discriminación en la actuación del Estado Español contra los pastores evangélicos fundada en la religión”, según indica la Federación de Entidades Religiosas Evangélicas de España (FEREDE) en su página web.

Esta demanda surge ante el no reconocimiento en España del derecho de los pastores protestantes, a recibir una pensión de la Seguridad Social, lo que FEREDE califica de “injusticia histórica”.

La Iglesia Evangélica, ha reivindicado este derecho por medio de negociaciones con el Estado e intentando que las Cortes Generales introdujeran un artículo en la Ley de Presupuestos Generales del Estado.

Más tarde, la Iglesia Evangélica de España, presentó una demanda solicitando la pensión de jubilación para uno de los pastores, que fue revocada por la Sala Social del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña.

Ante dicha decisión, presentó un recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional, que no fue admitido. Finalmente, la Comisión Permanente de la FEREDE, decidió presentar esta demanda ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

La Iglesia Evangélica de España, ha expresado su “gran satisfacción” por la admisión a trámite de su demanda y lo consideran “un pequeño paso adelante”. “Es un reconocimiento de que, en principio, y según el Magistrado ponente, existen indicios de discriminación en la actuación del Estado Español contra los pastores evangélicos fundada en la religión y nos permite mantener la esperanza de que al final se dicte sentencia favorable a nuestro planteamiento”, indica la federación.