nav
Sábado 16 de Diciembre de 2017

Marcos Witt cuestiona el discurso de Obama respecto a la reforma migratoria

“ El Presidente Barack Obama, dijo bellas palabras, pero hemos ya escuchado todo esto antes, sobre dirigir la reforma migratoria, basta politizarla”, resaltó Marcos.

  • Iglesia/Estado    
  • 13 may 2011   

¿Qué sientes con esta noticia?

Washington.— El presidente de Estados Unidos, Barack Obama llamó ayer a la comunidad hispana en su país a intensificar y extender la movilización en favor de la reforma migratoria, en un desayuno de oración celebrado en Washington. “Yo seguiré haciendo mi parte. Seguiré empujando al Congreso y trabajando con él (en favor de la reforma). Pero la única manera de conseguirlo es construir un amplio movimiento social por la reforma”, dijo Obama.

El presidente aseguró que sacar de las sombras a los millones de indocumentados que han llegado a Estados Unidos en busca de un futuro mejor “no sólo es un imperativo económico, sino también un imperativo moral”.

En un intento por recuperar el apoyo perdido entre el electorado hispano —que se ha deslizado de 65% a 56% según el más reciente sondeo de Gallup—, Obama se reunió ayer con los líderes religiosos de distintas Iglesias en el tradicional desayuno de oración hispana en Washington DC.
En su mensaje, el mandatario insistió en que no puede saltarse al Congreso para aliviar la situación de millones de indocumentados que viven bajo la amenaza de las redadas y la deportación.

El salmista Marcos Witt, estuvo en el evento pues fue honrado al ser el anfitrión y MC de nuevo este año, sin embargo, Marcos no quedó satisfecho con el discurso que expresó el presidente Obama, pues desde su Twitter Marcos escribió: “Nuestro gobierno tiene muchos que hablan.

Señalan y culpan pero sin acción. En el sector privado los correrían dentro de su primer mes”.

“ El Presidente Barack Obama, dijo bellas palabras, pero hemos ya escuchado todo esto antes, sobre dirigir la reforma migratoria, basta politizarla”, resaltó Marcos.

“Sé que hay quienes quieren que me salte al Congreso. Pero no puedo hacerlo”, dijo Obama al responder a quienes le han pedido el fin de las redadas y deportaciones y al insistir en la necesidad de alcanzar, primero, un consenso entre demócratas y republicanos y mantener la dinámica de las movilizaciones a favor de una reforma migratoria.

El hecho de que el presidente haya utilizado el desayuno de oración hispana para tratar de conectar con la minoría electoral más dinámica de Estados Unidos, revela hasta qué punto está muy consciente del poder de la Iglesia entre los hispanos.