nav
Jueves 14 de Diciembre de 2017

Miles de musulmanes y cristianos egipcios toman plaza Tahrir y reclaman unidad

Además de mostrar solidaridad con las víctimas mortales de aquel incidente y de otros choques posteriores registrados en esta capital y en Alejandría, la segunda ciudad del país, los manifestantes en Tahrir rezaron juntos, coincidiendo con el viernes de oración islámica.

  • Iglesia/Estado    
  • 13 may 2011   

¿Qué sientes con esta noticia?

El Cairo.- Miles de egipcios protestaron hoy en la plaza Tahrir de esta capital contra el sectarismo religioso y defendieron la unidad de cristianos y musulmanes, luego de incidentes violentos entre ambas comunidades que causaron 15 muertos.

Con cruces de madera, de plástico o reproducidas en grandes carteles y ejemplares de la Biblia y del Corán, los manifestantes quisieron rememorar los días en que se fundieron en el emblemático sitio cairota para derrocar al gobierno de Hosni Mubarak.

No a la violencia, nunca tendrán éxito, la media luna y la cruz están unidas o cristianos y musulmanes, somos un solo pueblo, eran algunas de las consignas y pancartas en alusión a grupos extremistas ligados al anterior régimen que intentan desestabilizar el país.

El 7 de mayo, musulmanes de corriente salafista (fundamentalistas) prendieron fuego a una iglesia copta en el barrio populoso de Imbaba, en el noroeste de El Cairo, tras una disputa con feligreses cristianos por el supuesto secuestro de una mujer copta convertida al Islam.

La joven en cuestión, identificada como Abeer Fakhry, se entregó luego al Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas.

Además de mostrar solidaridad con las víctimas mortales de aquel incidente y de otros choques posteriores registrados en esta capital y en Alejandría, la segunda ciudad del país, los manifestantes en Tahrir rezaron juntos, coincidiendo con el viernes de oración islámica.

Igualmente, demandaron enjuiciar a 190 detenidos por alentar los choques interreligiosos que causaron más de 240 heridos y saludaron las medidas anunciadas por el gobierno y la Junta Militar, destinadas a penalizar toda expresión de violencia sectaria o extremismo religioso.

El Ejecutivo del primer ministro interino, Essam Sharaf, señaló que preparará dentro de un mes una ley que flexibilice o elimine las restricciones para construir iglesias, una medida adoptada durante el régimen de Mubarak, depuesto por una revuelta popular el 11 de febrero.

La normativa será propuesta por un comité del gabinete de justicia que tiene la misión de oponerse decisivamente a toda incitación al odio y el sectarismo, según señaló en un comunicado difundido aquí.

El referido comité estudiará el proyecto de unificar leyes para la construcción de recintos religiosos y decidió, por instrucción gubernamental, prohibir demostraciones y concentraciones fuera de los lugares de culto , sean cristianos, musulmanes o judíos.

Fuentes del Gobierno dijeron que estudian los casos de 48 iglesias clausuradas durante el anterior régimen, para reabrirlas y favorecer a una minoría que constituye alrededor del 10 por ciento de los más de 80 millones de habitantes de esta nación mayoritariamente musulmana.