Cristianos en Ghana protestan para que no se legalice homosexualidad en su país

Durante una conferencia de prensa, el secretario general del consejo, Fred Deegbe, señaló que ser lesbiana o gay es vergonzoso y pidió a la juventud mantenerse alejada de estas prácticas.
“La homosexualidad es antinatural y es impía”, dijo el secretario general.

  • Iglesia/Estado    
  • 20 jul 2011   

¿Qué sientes con esta noticia?

Sunyani.- Algunos líderes cristianos en Brong-Ahafo han advertido de que la Biblia condena categóricamente la homosexualidad y el lesbianismo y tales prácticas pecaminosas no se deben permitir que se infiltren y mucho menos adulterar la cultura brillante de Ghana.

El Consejo Cristiano en Ghana declaró que la homosexualidad tiene muchas implicaciones para la salud y pidió a sus miembros votar en contra de los políticos que promuevan y apoyen esta práctica, publica el diario Spanish China.

Durante una conferencia de prensa, el secretario general del consejo, Fred Deegbe, señaló que ser lesbiana o gay es vergonzoso y pidió a la juventud mantenerse alejada de estas prácticas.
“La homosexualidad es antinatural y es impía”, dijo el secretario general.

Deegbe, pidió a activistas defensores de los derechos humanos, resistir la tentación de garantizar que la ley contra la homosexualidad sea aprobada ya que tendría terribles consecuencias para el país.

El secretario apeló a las iglesias para que intensifiquen sus servicios de ayuda para asistir a quienes pudieran realizar estas prácticas. “Cualquier acción que agregue presión a nuestro sistema de salud pone en riesgo al país”, dijo Deegbe.

El sábado pasado, varios grupos cristianos en Sekondi Takoradi, la capital de la Región Oriental, 218 kilómetros al oeste de Accra, también tomaron las calles para mostrar su disgusto por la práctica.

Cientos de manifestantes enojados, que compitieron por captar la atención del público con carteles en los que se leían cosas como “Habla contra la homosexualidad”, “Evita la homosexualidad”, “No lo hagas, está mal” y “Es un acto impío”, recorrieron las calles principales condenando a gritos la homosexualidad y bailando al ritmo de la música de una banda.

Finalmente, los manifestantes llegaron al Parque Ferrocarrilero en Sekondi, donde vive Emmanuel Botwey, obispo de la Iglesia de la Fe Cristiana y presentaron una petición al ministro regional, Paul Evans Aidoo.

Aidoo, dijo a los manifestantes que la práctica “es inaceptable desde el punto de vista religioso y cultural y no debe alentarse en el país”.

El obispo Botwey pidió a todas las ramas del gobierno condenar de manera abierta la homosexualidad.

El ministro regional dijo que el gobierno debe garantizar que la práctica no florezca en el país y dijo que la homosexualidad es un delito en el código penal.

Aidoo, urgió a la red de iglesias a presentar un memorando sobre su postura respecto al tema ante la Comisión de Revisión Constitucional y agregó que el parlamento considerará su posición cuando se concluya el informe.

El tema de la homosexualidad ha sido muy debatido entre los ghaneses después de un informe sobre alrededor de 8.000 homosexuales registrados en las regiones occidentales y centrales del país.

El presidente de Ghana, John Evans Atta Mills, también comentó recientemente sobre la homosexualidad y señaló que “la palabra de Dios es clara y directa: lo que es correcto, es correcto. Lo que es incorrecto, es incorrecto”.

Organismos religiosos han condenado de una u otra manera la práctica y han señalado que es algo moralmente incorrecto y que está en contra de la palabra de Dios.

Por otra parte, los activistas a favor de los derechos humanos creen que se debe permitir a las personas tomar su propia decisión en relación con los temas de sexualidad.