nav
Martes 24 de Octubre de 2017

Honduras recibe de Bulgaria la supuesta astilla de la Cruz de Cristo

De acuerdo con la información oficial. Tachev aseguró que las reliquias fueron extraídas en Jerusalén en el año 326 después de Cristo.

  • Iglesia/Estado    
  • 17 ago 2011   

¿Qué sientes con esta noticia?

Tegucigalpa.- Una diminuta astilla que supuestamente proviene de la Cruz de Cristo fue entregada a las autoridades de Honduras por el Museo de Historia de Bulgaria en agradecimiento por la acogida que dio este país centroamericano ha dado a los inmigrantes búlgaros en las décadas de 1920 y 1930, informó hoy la Casa Presidencial, publica hoy la agencia EFE.

La reliquia fue recibida por el presidente hondureño, Porfirio Lobo, de manos del representante del Museo de Historia de Bulgaria, Stav Tachev, en una ceremonia celebrada el martes en el Palacio Arzobispal, precisó hoy miércoles la oficina de Prensa de la Casa Presidencial en un comunicado.

Otra astilla fue entregada al alcalde de Tegucigalpa, Ricardo Álvarez, de acuerdo con la información oficial. Tachev aseguró que las reliquias fueron extraídas en Jerusalén en el año 326 después de Cristo.

En el acto del martes, Lobo expresó que “la vida de Cristo debe ser ejemplo para predicar la justicia y la solidaridad”, y señaló que la donación búlgara era algo “extraordinario para el país”.
El mandatario aseguró que junto a otros altos funcionarios públicos acudían al Palacio Arzobispal “como simples hondureños, inclinados reverentes ante una reliquia, símbolo del amor y la ofrenda de la vida de Cristo en la cruz”.

El crucifixión de Cristo “significa para los cristianos la mayor demostración de entrega que un ser puede hacer por los demás, por predicar la justicia y la comprensión entre los seres humanos”, resaltó Lobo.

Tachev precisó que el fragmento de la Cruz de Cristo se ha entregado a Honduras en el marco de un aniversario más de la creación de la Iglesia Ortodoxa Búlgara.

Algunos descendientes de los búlgaros que llegaron a Honduras a inicios del siglo pasado viven en el sector de La Ceiba, en el Caribe de Honduras, donde hay un río que lleva el nombre de Bulgaria.