nav
Miércoles 20 de Septiembre de 2017

¡Presidente (Piñera) está legalizando el pecado y le está dando la espalda a Dios!

Fueron encendidas las palabras de la joven cristiana evangélica Antaris Varela, representante de la Comisión Nacional por la Familia, en el instante preciso en que el presidente Sebastián Piñera (Chile), firmaba el Acuerdo de Vida en Pareja (APV).

  • Iglesia/Estado    
  • 11 ago 2011   

¿Qué sientes con esta noticia?

Aunque estudió bioquímica en la Universidad Católica de Valparaíso, esta joven de 26 años ingresó a la casa de gobierno como una periodista más, para asistir a la firma del Acuerdo de Vida en Pareja, que regulariza las uniones de hecho,  indistintamente si son del mismo sexo, otorgándoles el derecho a Inscripción en el Registro Civil, para acceder a variados beneficios estatales y previsionales. Se enfoca a parejas conformadas por dos personas adultas, solteras y que tengan una vida afectiva sin relación sanguínea.

Varela, esperó justo el momento en que el mandatario procedía a firmar el documento, en el salón Montt-Varas del Palacio de la Moneda, para levantarse y replicar: ¡Presidente, está legalizando el pecado!, si le damos la espalda a Dios, esto va a tener consecuencias y las leyes de Dios tienen más poder que las leyes del ser humano”. 

Luego de esta osada intervención, la joven fue invitada a salir del lugar, en compañía de un guardia de palacio, mientras las cámaras y la prensa se abalanzaban sobre ella.

Luego del “incidente” se procedió a la firma del acuerdo, donde asistieron importantes ministros de Estado y dirigentes de Organizaciones por la igualdad de género y del Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh).

 

Notoria fue la ausencia de  representantes de los partidos políticos:  Renovación Nacional (RN) y  Unión Demócrata Independiente (UDI), quienes se declararon en contra del proyecto de ley.

En tanto, el presidente en un comunicado oficial señaló:  “El Acuerdo de Vida en Pareja (AVP) trata por igual y no discrimina a parejas de sexos distintos o del mismo sexo, pues en ambos casos es posible desarrollar el amor, el afecto, el respeto y la solidaridad que inspiran por naturaleza un proyecto de vida en común y con vocación de permanencia”.

Asimismo, enfatizó su más profunda convicción de que el matrimonio es entre un hombre y una mujer, pero que ello “no impide reconocer que existen otras formas de relaciones afectivas, que el Estado tiene la obligación de reconocer, proteger y respetar”.

Las redes sociales, no se han quedado atrás, y el tema ha sido uno de los más contingentes durante al jornada de hoy, donde entre críticas y burlas, muchos también  han manifestando su apoyo a la valiente acción de esta joven chilena.