nav
Viernes 18 de Agosto de 2017

Consejo Evangélico de Cataluña se opone a Ley que institucionalizará discriminación hacia protestantes

La aprobación de un anteproyecto de Reforma de la Ley de Centros de Culto, que el gobierno está creando, se “amparará e institucionalizará la discriminación del pueblo protestante”, dice Consejo Evangélico de Cataluña.

  • Iglesia/Estado    
  • 23 sep 2011   

¿Qué sientes con esta noticia?

El Consejo Evangélico de Cataluña (CEC), ha pedido a la comunidad protestante que se oponga a la aprobación de un anteproyecto de Reforma de la Ley de Centros de Culto, que el gobierno está creando, según publica Europa Press.

CEC. califica dicha Ley de ser “amenaza histórica”. “El Consejo Evangélico hace un llamamiento a la comunidad protestante de Cataluña para que oremos y nos movilicemos ante la amenaza histórica a la que nos enfrentamos”, explica el comunicado.

Dicha organización evangélica “considera que esta modificación cambia totalmente el sentido de la ley anterior y deja en manos de los alcaldes los mecanismos para poder autorizar un nuevo centro de culto, para mantener abiertos los existentes o para decidir el número de iglesias evangélicas que puede tener una ciudad o pueblo de Cataluña”.

El CEC, resalta que “con esta modificación se ha cruzado una línea roja”, advierte. Por tal motivo de ser aprobada la reforma por el Gobierno catalán, este se “amparará e institucionalizará la discriminación del pueblo protestante”.

“Ha sido la gota que ha rebasado la copa”, insiste.

El comunicado hace un repaso a la situación histórica de “persecuciones, indiferencia y discriminaciones” sufridas por los protestantes, así como a las “limitaciones” de la Ley Orgánica de Libertad Religiosa de 1980 que, según indica, llevaron a los protestantes catalanes a solicitar el amparo del Gobierno de la Generalitat con el resultado de la promulgación de la Ley de Centros de Culto de 2009.

Ante esta situación, el Consejo Evangélico pide a pastores y comunidades locales que hagan llegar el contenido de este llamamiento a todos los protestantes y a toda la sociedad civil porque, según afirma, “si se recortan aún más las libertades de la comunidad protestante, lo que está en peligro es el Estado de Derecho y las libertades de todo el pueblo de Cataluña”, cita el comunicado.