nav
Martes 21 de Noviembre de 2017

Gobierno de Birmania dice que sin autorización la iglesia no puede realizar ayuno, oración o estudios bíblicos

“Durante muchos años, los sucesivos regímenes de Birmania han suprimido la libertad de religión y ha impuesto serias restricciones a los cristianos y otras minorías religiosas. Cristianos y musulmanes, en particular, han sido objeto de discriminación y persecución”, CSW.

  • Iglesia/Estado    
  • 5 dic 2011   

¿Qué sientes con esta noticia?

El Gobierno de Birmania sigue restringiendo la libertad de religión. Esta vez creó una nueva regulación en el estado de Kachin, según informa Christian Solidarity Worldwide (CSW).

La CSW, denunció que el presidente de Maw Wan Ward en el municipio Phakant, del estado de Kachin envió una carta a las iglesias locales, ordenando a la Dirección General de Administración del municipio que “exija a los cristianos en el municipio de Phakant, presentar una solicitud con 15 días de antelación, para autorizarles “a corto plazo un estudio de la Biblia, estudio bíblico, escuela dominical, la lectura de la Biblia, oración el ayuno, o el Rosario de la Oración Virgen María”.

Si la iglesia cristiana no redacta por escrito dicha solicitud, ninguna congregación tendrá derecho a realizar cualquier tipo de servicio religioso. La solicitud dice el gobierno birmano tiene que ir acompañado de recomendaciones de otros departamentos, y deben ser presentadas a la Oficina de Administración del municipio.

CSW, obtuvo una copia del documento en Birmania, y una traducción, la semana pasada, lo que indica que es oficial que “las Iglesias en Birmania ya están obligadas a obtener permiso para cualquier otro evento o servicio religioso, pero esta nueva regulación impone restricciones más severas”, afirma CSW.

“Durante muchos años, los sucesivos regímenes de Birmania han suprimido la libertad de religión y ha impuesto serias restricciones a los cristianos y otras minorías religiosas. Cristianos y musulmanes, en particular, han sido objeto de discriminación y persecución. Parece que a pesar de los cambios, la retórica, no ha cambiado de actitud, sobre todo a nivel local, por parte de las autoridades birmanas a las minorías religiosas”.

“Birmania ya está siendo considerada como uno de los peores violadores en el mundo de la libertad religiosa, por el departamento de Estado de los EE.UU., porque están imponiendo el requisito a las iglesias y las personas para pidan permiso para leer la Biblia, orar, ayunar o tener una escuela dominical, es una restricción extrema y la violación más extraordinaria contra la libertad de religión”.

“Instamos a las autoridades birmanas a retirar este requisito, en el municipio de Phakant y en otras partes del país donde haya sido emitido, porque la libertad de religión es para todo el pueblo de Birmania”, destacó CSW, instando al gobierno a que elimine dichas restricciones en contra de los cristianos.