nav
Lunes 16 de Octubre de 2017

Evangélicos mexicanos rechazan reforma al artículo 24 de la Constitución

La protesta de los evangélicos resalta que la reforma sólo beneficiará a la jerarquía católica que intenta ampliar sus dominios; además, de que, a su juicio, es un “regalo” de la clase política para congraciarse con el papa Benedicto XVI que visitará el país en marzo próximo.

  • Iglesia/Estado    
  • 2 feb 2012   

¿Qué sientes con esta noticia?

D.F. El Senado de la República, reformó al artículo 24 de la Constitución, para permitir libertad de culto religioso en lugares públicos, sin embargo, evangélicos y laicos manifestaron su rechazo en el Distrito Federal, Veracruz, Tabasco, Chiapas, Quintana Roo y Guanajuato, entre otros puntos del país.

La protesta de los evangélicos resalta que la reforma sólo beneficiará a la jerarquía católica que intenta ampliar sus dominios; además, de que, a su juicio, es un “regalo” de la clase política para congraciarse con el papa Benedicto XVI que visitará el país en marzo próximo.

Alrededor de mil evangélicos advirtieron que la reforma al artículo 24 es un primer paso de la Iglesia católica, para lograr la instrucción religiosa en las escuelas públicas y que sus sacerdotes puedan ocupar cargos de elección popular.

“La jerarquía católica está interesada en recuperar privilegios que le reportarían beneficios inmensos en los campos de la educación pública, y la posesión y control de los medios masivos de comunicación”, decía hoy un desplegado de prensa en varios periódicos del Distrito Federal.

También se agregó que “aparte del artículo 24, la jerarquía católica pretende que también se modifiquen los artículos 3, 5, 27 y 130 de la Constitución, así como la Ley de Asociaciones Religiosas y Culto Público.

Los evangélicos pidieron a los legisladores discutir este mes el tema en el Senado, y rechazar estas pretensiones eclesiásticas para “actuar en congruencia con los principios de la laicidad, que han demostrado ser la única garantía de la convivencia armónica y de las libertades y derechos fundamentales en una sociedad cada vez más diversa y plural”.

Varios académicos, políticos, activistas y especialistas en el tema firman el desplegado, como Jorge Carpizo, Roberto Blancarte, Rolando Cordera, Clara Jusidman, Marta Lamas, Carlos Tello Macías, Enrique Provencio y Raúl Trejo Delarbre, entre muchos otros.

Entre los firmantes también aparecen varias organizaciones: Católicas por el Derecho a Decidir, Red de Sobrevivientes de Abuso Sexual, Acción para el Bienestar Ciudadano, Asociación Mundial de Radios Comunitarias, y muchas más.

La reforma al 24 constitucional ya fue aprobada por la Cámara de Diputados en diciembre pasado. Falta su discusión en el Senado, se espera que se realice este mes de febrero.

En Veracruz, Tabasco, Chiapas, Quintana Roo y Guanajuato. Frente a los congresos de sus respectivas entidades, manifestantes exigieron a los legisladores que, “presionen” a sus compañeros federales para que rechacen la minuta enviada por la Cámara de Diputados al Senado.
En Jalapa, unos tres mil manifestantes de agrupaciones religiosas diferentes a la católica y laicos consideraron que la reforma constituye un retroceso en la vida democrática nacional.
El presidente de la Red de Evangélicos en la entidad, Guillermo Trujillo Álvarez, reprochó que no se especifique claramente cuáles serán en que espacios públicos se podrá pregonar la fe religiosa.

En Villahermosa, más de 100 representantes de grupos evangélicos protestaron frente al Congreso del estado.

Julio César Mora Méndez, coordinador del “Foro Laico”, dijo que con la modificación legal se permitirá hacer cultos hasta en las escuelas, donde sus hijos serán inducidos a participar en actos de la Iglesia católica.

Coincidió en que dicha reforma sólo se beneficia a la Iglesia católica y que es “un regalo” que diputados y senadores pretenden hacerle al papa Benedicto XVI.

Refirió que la Constitución mexicana establece que la educación es laica y que, por lo tanto, no se puede mezclar la religión en las escuelas. Además consideró que esta reforma también “tiene un trasfondo político”, por el proceso electoral que se vive.

Mientras tanto, en Cancún, Playa del Carmen y Chetumal, decenas de quintanarroenses protestaron contra la reforma. El contingente más numeroso se concentró en Cancún, donde aproximadamente medio millar de personas de diferentes asociaciones civiles y religiosas protestaron contra la reforma, y exigieron a los senadores no refrendarla.