nav
Lunes 23 de Octubre de 2017

Sacerdote le dice a los evangélicos que “no se rasguen las vestiduras”, porque el artículo 24 los beneficia

El vocero de la arquidiócesis de Xalapa, José Juan Sánchez Jácome, negó que la reforma al artículo 24 se trate de un movimiento político de la Iglesia Católica para tratar de tomar un control homogéneo dentro de las estructuras de gobierno y las escuelas del país, publica el Diario de Xalapa de México.

  • Iglesia/Estado    
  • 7 feb 2012   

¿Qué sientes con esta noticia?

La comunidad evangélica de México, ha realizado constantes protestas en contra de la reforma del artículo 24 de la Constitución Política, porque dicha enmienda, se efectuó para beneficiar a la Iglesia Católica y congraciarse con visita del Papa Benedicto XVI, quien llegará a dicho país en marzo.

Sin embargo, los católicos no se han quedado callados tampoco, así que salió el sacerdote y vocero de la Arquidiócesis de Xalapa, en defensa de los cambios realizados al artículo 24, por la Cámara de diputados federal, por considerar que contiene disposiciones vanguardistas que permiten fomentar la tolerancia y el respeto al derecho humano de tener una fe y una creencia.

El vocero de la arquidiócesis de Xalapa, José Juan Sánchez Jácome, negó que la reforma al artículo 24 se trate de un movimiento político de la Iglesia Católica para tratar de tomar un control homogéneo dentro de las estructuras de gobierno y las escuelas del país, publica el Diario de Xalapa de México.

“No hay por qué rasgarse las vestiduras, es una reacción desproporcionada y preocupante de algunos grupos como producto de fantasmas del pasado y personas que los han mal informado”, dijo el vocero en franca alusión a la marcha donde participaron cientos de evangélicos.



“Creo que es una cosa que nos beneficia a todos y no solamente a la Iglesia Católica. La libertad de credos y el poder manifestarse libremente donde sea que estemos, es algo que nos favorece a todos las religiones, no sólo a los católicos”, subrayó.

Sánchez, resaltó que las marchas, foros y movimientos que se han realizado se debe a que estos están desinformados y los líderes de otras religiones interpretan mal la reforma al artículo 24.

Consideró que esas diferencias se arreglarán cuando los legisladores federales cumplan su tarea de informar de manera eficaz y contundente en qué consisten los cambios hechos al artículo 24 constitucional.