nav
Lunes 20 de Noviembre de 2017

Cubanos ya no necesitaran permiso para salir de su país

La medida también elimina la necesidad de una carta de invitación para viajar al extranjero y prolonga de 11 a 24 meses la autorización de estancia en el exterior de los ciudadanos cubanos.

  • Iglesia/Estado    
  • 16 oct 2012   

¿Qué sientes con esta noticia?

La Habana — Cuba eliminará a partir del 14 de enero el permiso para salir de la isla, exigido desde los primeros años de la revolución socialista de Fidel Castro en la década del 60, informó hoy la cancillería en La Habana.

La medida también elimina la necesidad de una carta de invitación para viajar al extranjero y prolonga de 11 a 24 meses la autorización de estancia en el exterior de los ciudadanos cubanos.

“El Gobierno cubano, en ejercicio de su soberanía, ha decidido eliminar el procedimiento de solicitud de Permiso de Salida para los viajes al exterior y dejar sin efecto el requisito de la Carta de Invitación”, indicó un comunicado ministerial entregado a la prensa.

Según el gobierno cubano esta nueva política de flexibilización es por culpa de EE. UU. Decretos publicados este martes en la Gaceta Oficial, firmados por el presidente Raúl Castro y otros funcionarios, suprimen el permiso de salida que las autoridades podían conceder o negar a los solicitantes, los que debían pagar 150 dólares.

También suprime el costo del permiso de entrada para los emigrados cuando viajan a Cuba, y extiende su período de visita de uno a tres meses, prorrogables.

Esta reforma migratoria fue anunciada hace dos años por Raúl Castro, quien en 2006 sustituyó a su hermano enfermo, Fidel, y se realiza en el marco de cambios para “actualizar” el modelo cubano.

Desde el 14 de enero, los cubanos sólo precisarán su pasaporte para viajar a otros países, además de las visas que eventualmente exijan los países a visitar.

Los mismos decretos establecen que no tendrán derecho a pasaporte presos, procesados por la justicia, deudores del Estado y los que por razones de defensa y seguridad nacional, las autoridades estimen que no deben ser acreedores de ese documento.

Otros cubanos, que no entran en esas categorías de impedidos de obtener pasaporte, precisarán permiso de sus jefes para solicitar el pasaporte.

Se trata de militares, profesionales, médicos y deportistas de altos rendimientos, cuyos resultados resultan “vitales” para el desarrollo del país, en todas las áreas.

“Mientras persistan las políticas (de Estados Unidos) que favorecen el ‘robo de cerebros’, dirigidas a despojarnos de los recursos humanos imprescindibles para el desarrollo económico, social y científico del país, Cuba estará obligada a mantener medidas para defenderse en este frente”, dijo un editorial del diario oficial Granma publicado en esta fecha.
Granma consideró que “cualquier análisis que se haga de la problemática migratoria cubana pasa inexorablemente por la política de hostilidad que el gobierno de los EE.UU. ha desarrollado contra el país por más de 50 años”.

La supresión del permiso de salida, la carta de invitación y otras restricciones fueron unas de las demandas más frecuentes en las asambleas populares previas al VI Congreso del Partido Comunista, celebrado en abril de 2011, y de una serie de académicos como Esteban Morales y artistas como Silvio Rodríguez, ambos simpatizantes del Gobierno.

Según Granma, “paulatinamente se adoptarán otras medidas relacionadas con el tema migratorio, las cuales sin dudas, coadyuvarán también a consolidar los prolongados esfuerzos de la Revolución en aras de normalizar plenamente las relaciones de Cuba con su emigración”.

Paul Wilbur invitado por el gobierno a ministrar

Cuba poco a poco se va flexibilizando tanto así que el salmista mesiánico Paul Wilbur fue invitado por el gobierno cubano y el cardenal de Cuba para que ministre en la ciudad de La Habana.

Wilbur, fue invitado a ministrar en la catedral nacional, y una antigua iglesia franciscana con fechas previstas para este 7 y 8 de diciembre del 2012.

“De vez en cuando el Señor abre una puerta muy rara y sobrenatural de oportunidades para nosotros en algún lugar del mundo. En los últimos años ha hecho un camino para nosotros para ministrar para alcanzar a difícilmente naciones, con enormes resultados para el Reino. Pues bien, lo ha hecho de nuevo, y esta vez se nos invita a ministrar en La Habana, Cuba”, dice Wilbur.

Fuente: AFP