nav
Viernes 15 de Diciembre de 2017

Asambleas de Dios Nicaragua pide a Colombia que acate fallo de La Haya

La posición de la denominación evangélica más grande de Nicaragua es que el territorio restituido por La Haya no puede ser negociado ni por razones políticas ni históricas, porque eso ha sido causa de que el país pierda territorios.

  • Iglesia/Estado    
  • 3 dic 2012   

¿Qué sientes con esta noticia?

El superintendente de las Asambleas de Dios de Nicaragua, Saturnino Cerrato, y secretario general Roberto Rojas, se mostraron muy satisfechos con el fallo de la Corte Internacional de Justicia de La Haya (CIJ) porque le ha restituido los derechos de la plataforma marítima a Nicaragua, luego que por décadas ese Colombia, las mantenía bajo su poder militar.

“Nosotros como Asambleas de Dios de Nicaragua, estamos a favor del fallo de la Corte Internacional de La Haya, porque simplemente lo que sucedió fue restitución a Nicaragua de un derecho que le asiste históricamente de ese territorio”, expresó Cerrato al diario nicaragüense La Prensa.

La posición de la denominación evangélica más grande de Nicaragua es que el territorio restituido por La Haya no puede ser negociado ni por razones políticas ni históricas, porque eso ha sido causa de que el país pierda territorios.

“El fallo es un logro histórico para nuestro país porque geográficamente, territorialmente e históricamente ese territorio nos pertenece; lo único que nuestro presidente tiene que exigir es que se respete el fallo y exigirle a Colombia sacar a sus tropas, nada más”, destacó Cerrato.

No arriesgar soberanía

“Como Asambleas de Dios le pedimos al presidente Ortega que no ponga en riesgo la soberanía de nuestro mar y que recuerde que el fallo de un Tribunal Internacional, en este caso La Haya, tiene que respetarse”, dijo el reverendo Cerrato.

Rojas, dijo que el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, no tiene facultades para hacer tratados con el mar nicaragüense porque “aquí lo único que tiene que prevalecer es el respeto a nuestra soberanía y que Colombia, un país que por la fuerza dominaba nuestro mar, salga por la vía legal que un Tribunal Internacional le indica al restituirle los derechos a Nicaragua”, destacó Rojas agregando que el Estado de Nicaragua debe actuar apegado a la ley y exigirle a Colombia “de la forma más civilizada sacar sus tropas y sus fragatas, ya que nuestras aguas las cuidamos nosotros”.

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, ha rechazado el fallo de La Haya ya que los nuevos límites benefician a Nicaragua. Santos cuestionó la decisión de la CIJ de otorgarle a Nicaragua 200 millas náuticas desde sus costas, borrando así el meridiano 82 como la frontera marítima que Bogotá había defendido con vehemencia.

Fuente: Diario La Prensa