Iglesia Católica pide que cese persecución política contra empleados públicos en Venezuela

“No es posible que un funcionario público sea perseguido simplemente por tener una opinión política diversa a la del partido de gobierno. Eso hay que detenerlo de inmediato, debe cesar inmediatamente”, dijo a la cadena privada Unión Radio, el cardenal Urosa.

  • Iglesia/Estado    
  • 24 abr 2013   

¿Qué sientes con esta noticia?

Caracas. — El arzobispo de Caracas, cardenal Jorge Urosa, pidió que cese la persecución política a los empleados públicos, de los cuales se sospecha que no votaron por el partido de gobierno en Venezuela, por lo que se ha llamado al diálogo entre el chavismo y la oposición.

“No es posible que un funcionario público sea perseguido simplemente por tener una opinión política diversa a la del partido de gobierno. Eso hay que detenerlo de inmediato, debe cesar inmediatamente”, dijo a la cadena privada Unión Radio, el cardenal Urosa.

El cardenal se refirió a las denuncias sobre supuestos episodios de acoso a empleados públicos contrarios al chavismo, desde que el 14 de abril el presidente Nicolás Maduro ganara los comicios por un estrecho margen.

El opositor Henrique Capriles perdió por un inesperado margen de 1,8 puntos porcentuales, cuando la mayoría de las encuestadoras ubicaban la diferencia en torno a los 10 puntos. El bando chavista perdió 700.000 votos.

Luego de que el abogado de 40 años desconociera los resultados y exigiera una auditoría del proceso electoral -que debería comenzar esta semana-, algunos episodios de violencia derivaron, según el gobierno, en ocho muertos y 61 heridos.

La Confederación de Trabajadores de Venezuela (CTV) pidió el cese de la supuesta “operación limpieza” iniciada por el gobierno en los entes oficiales, “mediante la cual se pretende mantener en jaque a los trabajadores que allí laboran con despidos y amenazas”, dijo el secretario general Manuel Cova en rueda de prensa el domingo, nombrando 100 casos en siete estados del país.

Asimismo, la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática denunció el domingo en rueda de prensa el hostigamiento de un centenar de empleados públicos sospechosos de haber votado por Capriles.

El cardenal Urosa invitó al diálogo entre las dos partes y pidió “una paz social y política sólida en el país”. Pero “no se puede pensar en un diálogo con el país mientras algunas personas en algunos organismos del gobierno estén persiguiendo a los venezolanos que allí trabajen simplemente porque hay una sospecha de que hayan votado por una opción distinta del gobierno”, expresó el cardenal.

Fuente: AFP