Consejo Mundial de Iglesias planea reunión de paz por Siria paralela a Ginebra II

“No creemos que exista una solución militar para la crisis siria. Ha llegado el momento de que la comunidad internacional asuma su responsabilidad en el fin de la violencia e inicie un proceso político hacia la paz”, dijo el Olav Fykse, secretario general de CMI.

  • Iglesia/Estado    
  • 20 sep 2013   

¿Qué sientes con esta noticia?

El anunció ayer que planea convocar una reunión paralela a la posible conferencia de paz para Siria, conocida como Ginebra II, a la que serán invitados representantes cristianos y musulmanes de Siria y de los países vecinos.

Olav Fykse, secretario general de CMI, destacó ayer en una rueda de prensa en Ginebra la “necesidad urgente” de encontrar una solución política al conflicto armado en Siria y pidió a la comunidad internacional que siga “el camino de la paz”.

“No creemos que exista una solución militar para la crisis siria. Ha llegado el momento de que la comunidad internacional asuma su responsabilidad en el fin de la violencia e inicie un proceso político hacia la paz”, dijo Fykse.

Los detalles de esta reunión están todavía por concretar, a la espera de que los jefes de la diplomacia de EEUU y Rusia se reúnan el próximo 28 de septiembre en Nueva York, durante la Asamblea General de la ONU, para buscar una fecha para la conferencia de Ginebra II, que se espera que no se celebre después de octubre.

Fykse, indicó que el eventual Gobierno de transición que salga de las posibles conversaciones de paz en Ginebra “deberá incluir a representantes de todas las partes, de todas las etnias y de todas las religiones”.

El secretario general de la CMI compareció ayer ante la prensa para explicar las conclusiones de una reunión para abordar el conflicto sirio que mantuvieron anoche en Ginebra a puerta cerrada líderes religiosos de Siria, Rusia, Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Alemania y Turquía.

También asistieron el actual mediador internacional para Siria, Lajhdar Brahimi, y su antecesor en el cargo y antiguo secretario general de Naciones Unidas, Kofi Annan.

Según explicó Fykse, en ese encuentro Annan subrayó el importante papel que las iglesias pueden jugar en el proceso de paz a la hora de movilizar, no solo a sus congregaciones, sino también al resto de la sociedad y a líderes políticos hacia una solución pacífica.

Por su parte, Brahimi resaltó que las iglesias cristianas de Siria apoyan la paz y que éstas constituyen una “parte integral de la herencia cultural siria”.

Fuente: AP