nav
Sábado 03 de Diciembre de 2016

Tribunal colombiano declara inconstitucional fomentar la lectura de la Biblia

“El contenido del Acuerdo impugnado, es inconstitucional, pues Colombia es un Estado laico, por lo que no tienen cabida manifestaciones que obliguen a los ciudadanos a realizar actividades sobre devociones íntimas, tales como las creencias religiosas de cada individuo, en especial de los niños”, dice uno de los apartes de la decisión judicial.

  • Iglesia/Estado    
  • 17 dic 2013   

¿Qué sientes con esta noticia?

El acuerdo 078 del 2009 aprobado por el Concejo de Villavicencio, que establecía una semana –la última de septiembre– para promover la lectura de la Biblia en el municipio, quedó sin permiso jurídico.

El Tribunal administrativo del Meta, resolvió “declarar la nulidad” de dicho acto, porque algunos apartes van en contravía de la Constitución Nacional.

La providencia dio la razón al ciudadano Miguel Ángel Garcés, quien en principio demandó el acuerdo, amparado en que violaba los artículos 4, 13, 19,20 y 355 de la Constitución, que se relacionan con la libertad de expresión, de cultos y libre información.

El fallo conocido por Llano Sie7edías presenta una completa sustentación de las razones por las que jurídicamente es inviable el acuerdo.

Dentro de los reparos del Tribunal está el hecho de utilizar recursos estatales (artículos 3o. y 4o. del acuerdo) para promover la divulgación, promoción y ejercicio de la semana de la Biblia, para lo cual se haría necesario el apoyo de la Oficina de Participación Ciudadana, (hoy Secretaría de Gestión Social) y la Secretaría de Educación local.

“El contenido del Acuerdo impugnado, es inconstitucional, pues Colombia es un Estado laico, por lo que no tienen cabida manifestaciones que obliguen a los ciudadanos a realizar actividades sobre devociones íntimas, tales como las creencias religiosas de cada individuo, en especial de los niños”, dice uno de los apartes de la decisión judicial.

En su momento, el demandante argumentó que “si a los evangélicos, cristianos y católicos se les debe realizar con recursos públicos una difusión de la Biblia, debería darse un espacio idéntico para el Corán, el Thamud y demás libros también considerados como sagrados”.

Al respecto, el concejal Alexander Baquero, autor e impulsor del acuerdo, lamentó el fallo porque, para él, el objetivo era promover valores humanos a través del texto sagrado.

En declaración a periodistas, el concejal Alexander Baquero, advirtió que contempla apelar, posiblemente esta semana ante el Consejo de Estado, porque considera que el acuerdo de la Semana de la Biblia ayuda a fomentar la lectura del libro y no busca sectorizar a la comunidad hacia una religión específica.

Fuente: El Tiempo