nav
Miércoles 30 de Noviembre de 2016

Evangélicos se levantarán contra adopción gay aprobada en Colombia

“Es hora de recordar con mayor firmeza que nuestro referente es la Biblia. Varón y hembra los creó, firmes por papá y mamá ¡Todos a las calles!”, dice un comunicado de la Confederación Evangélica de Colombia.

  • Iglesia/Estado    
  • 6 nov 2015   

¿Qué sientes con esta noticia?

COLOMBIA.- Con la decisión de la Corte Constitucional de permitir a las parejas del mismo sexo adoptar menores, Colombia se une a la veintena de países que admiten esta posibilidad. La adopción homoparental conjunta o adopción igualitaria (cuando los homosexuales pueden adoptar a los hijos biológicos de su pareja o a otros menores) está aceptada en la mayoría de los países en los que el matrimonio homosexual es legal, con alguna excepción como Portugal, y en otros que no reconocen esos matrimonios, es el caso de Malta y algunos territorios de Australia.

Entre los países en los que está legalizado el matrimonio homosexual y permiten la adopción conjunta, Holanda fue, en diciembre de 2000, el primero en Europa, en permitir la adopción de menores de nacionalidad holandesa y desde 2005, de niños extranjeros. En Canadá se permitió antes, en 1999, sólo en algunas regiones aunque no fue hasta 2010, cuando fue reconocido en todo el país.

A continuación les han seguido, Suecia (2003), España (2005), Bélgica (2006), Sudáfrica (2006), Islandia (2006), Noruega (2009), Dinamarca (2010), Nueva Zelanda (2013), Francia (2013), Reino Unido (desde 2005, paulatinamente) y Luxemburgo (enero de 2015).

El derecho a adoptar se ha abierto también camino en Estados Unidos después de que el pasado 26 de junio el Tribunal Supremo legalizara el matrimonio homosexual en todo el país.

En Latinoamérica, las parejas homosexuales disfrutan del derecho a adoptar en México (2009), Uruguay (2009), Argentina (2010) y Brasil (2010), países en los que además pueden contraer matrimonio.

En Alemania y Austria, por ejemplo, la adopción por parte de parejas homosexuales está limitada a los hijos biológicos o adoptados por uno de los miembros. El pasado mayo, el gobierno alemán aprobó una serie de leyes para combatir la discriminación de los homosexuales, pero descartó la posibilidad del matrimonio homosexual.

Reacción de evangélicos y católicos

La Iglesia Católica de Colombia calificó ayer jueves de “inmoral” el fallo de la Corte Constitucional que permite la adopción de niños a parejas del mismo sexo, decisión que fue congratulada por el gobierno como un “avance” para acabar con un “factor de discriminación”.

“Se han vulnerado los menores de edad”, expresó la Conferencia Episcopal Colombiana (CEC) en un comunicado y recordó que la adopción es una medida de protección a los niños y “nunca ha de considerarse como un derecho de los adoptantes”.

Monseñor José Daniel Falla, secretario de la CEC, aseguró que la decisión del tribunal “es un fallo inmoral”, por lo cual convocó a los ciudadanos a protestar: “Que se hagan movilizaciones”, señaló.

Y agregó: “Pueden ser marchas, por ejemplo, en la que le digamos al Estado que no estamos de acuerdo. No podemos cruzarnos de brazos mientras se nos van destruyendo las bases de la sociedad”.

Las iglesias evangélicas están pidiendo que esta decisión histórica se haga a través de un referendo. La senadora Cristiana Vivian Morales, quien es evangélica, encabeza esta solicitud de votación popular.

Mientras que la Confederación Evangélica de Colombia (CEDECOL), dice que el fallo de la Corte “es un atentado contra la democracia y la dignidad del pueblo colombiano”.

“CEDECOL, como La Voz Unida de la Iglesia Cristiana en Colombia seguirá trabajando para que nuestra nación camine en pos de principios firmes que la lleven a un desarrollo pleno en los principios y valores de la Palabra de Dios”, indicó en un comunicado.

La organización evangélica anima a los creyentes a no bajar los brazos, “ahora los levantaremos con mayor fuerza. Invitamos a la Iglesia en forma pacífica pero firme que hagamos manifestaciones públicas en todas nuestras ciudades, pueblos y rincones del país expresando nuestro desacuerdo ante el derecho de un pueblo que está siendo sometido a la dictadura de una Corte”, solicita.

“Es hora de recordar con mayor firmeza que nuestro referente es la Biblia. Varón y hembra los creó, firmes por papá y mamá ¡Todos a las calles!”, añade.

La Corte aprobó la norma por seis votos a favor y dos en contra, en una decisión que reconoce que las parejas homosexuales son tan aptas como las heterosexuales para la adopción de niños.

En Colombia, hoy en día hay al menos 10.000 niños que están a la espera de ser adoptados, según cifras del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar.

Fuente: Agencias y Mundo Cristiano