nav
Miércoles 07 de Diciembre de 2016

Evangélicos de Bolivia se oponen a la ley de identidad de género

“Esto va a acarrear problemas para nuestra nación, una degradación de la moral para nuestra sociedad y con esta ley se va a legalizar algo que es abominable ante nuestros ojos”, dijo el pastor Óscar Muñoz, presidente de Iglesias Evangélicas La Paz.

  • Iglesia/Estado    
  • 9 dic 2015   

¿Qué sientes con esta noticia?

BOLIVIA.- Iglesias Evangélicas Unidas presentó una solicitud al presidente Evo Morales para que se retire de inmediato el proyecto de ley de identidad de género, que de ser aprobado permitirá que transexuales y transgénero puedan cambiar de sexo en sus documentos de identidad.

“Esto va a acarrear problemas para nuestra nación, una degradación de la moral para nuestra sociedad y con esta ley se va a legalizar algo que es abominable ante nuestros ojos”, dijo el pastor Óscar Muñoz, presidente de Iglesias Evangélicas La Paz.

El representante de las iglesias evangélicas de Cochabamba, pastor Eloy Luján, advirtió que esta norma estaría legalizando el matrimonio entre personas del mismo sexo, porque uno de los cónyuges podría cambiar su identidad con un trámite.

“Va a haber una promiscuidad, una desvalorización sobre todo para la familia. Va a destruir los valores y principios de la familia”, agregó.

La nueva normativa permitirá a las personas transexuales de Bolivia el cambio de nombre y de sexo legal mediante un proceso administrativo y sin necesidad de cirugía de reasignación ni de una intervención judicial. La ministra de Justicia, Virginia Velasco, anunció la introducción del proyecto de ley.

Hasta ahora, la modificación del nombre y el sexo legal no estaba regulada en Bolivia, y el colectivo transexual se enfrentaba a un impedimento judicial para intentar ver reconocida oficialmente su identidad de género.

La nueva ley fija un procedimiento administrativo para el cambio de identidad legal, que será irreversible y único. Las personas interesadas deberán presentar ante el ministerio de Justicia una solicitud especificando nombres de origen y los que asumirá tras el cambio de género legal y fotografías actuales. También deberá acreditar su mayoría de edad y la carencia de vínculo matrimonial alguno, así como de antecedentes penales en los últimos cinco años.

Se añade el requisito de haber vivido de acuerdo con la identidad de género que se solicita durante los dos años anteriores a la petición, cuya justificación está aún por aclarar la materialización.

Fuente: Erbol de Bolivia