nav
Viernes 02 de Diciembre de 2016

Ateos quieren inscripción “Nosotros confiamos en Satanás” en distritos de EEUU

Argumentando que la ley prevé la separación de Iglesia y Estado, Stevens pide que no se haga ninguna oración en las reuniones oficiales. Él cita una decisión reciente de la Corte Suprema de Estados Unidos que dictaminó que sólo puede haber oración al contemplar todas las religiones. Para el bloguero, eso incluye el satanismo.

  • Iglesia/Estado    
  • 4 ene 2016   

¿Qué sientes con esta noticia?

EE.UU.- Joy Cooper, el alcalde de la ciudad de Hallandale Beach, Florida, hizo una declaración polémica al anunciar que le gustaría poner un letrero que dijera: “Nosotros confiamos en Dios” en el ayuntamiento.

Para Cooper, la medida es normal: “Es nuestro lema nacional”, dijo Cooper. “Pasar el mensaje claro de que todos estamos unidos”.

Como ha sido recurrente en los Estados Unidos, un grupo ateo, liderado por el bloguero Chaz Stevens presentó una solicitud oficial, requiriendo permiso para mostrar una pancarta que dijera: “Nosotros confiamos en Satanás”.

Argumentando que la ley prevé la separación de Iglesia y Estado, Stevens pide que no se haga ninguna oración en las reuniones oficiales. Él cita una decisión reciente de la Corte Suprema de Estados Unidos que dictaminó que sólo puede haber oración al contemplar todas las religiones. Para el bloguero, eso incluye el satanismo.

A la espera de una decisión de un tribunal superior, inició una cruzada en busca letreros que digan “Nosotros confiamos en Satanás” para que se coloquen en todas las ciudades que tienen algo que decir religiosamente en propiedades del gobierno.

En septiembre, Stevens ganó en los tribunales el derecho a invocar al diablo, cada vez que en una reunión pública comenzará con una oración a Dios en el Estado de Florida. Afirma que si esto no se cumple, resultaría “discriminación religiosa”. “Mi proyecto se llama Satanás o el silencio. Eso lo resume todo”, dijo Chaz.

Aunque parezca confuso que Chaz Stevens se declare ateo y a la vez satanista, hay un movimiento dentro del ateísmo militante que combina ambos. Para ellos, Satanás no es real, sino un símbolo de todo lo que se opone a Dios. No es un ser maléfico en oposición a un Dios bondadoso. En la Biblia Satánica, escrita por Anton LaVey (1930-1997), Satanás no pide adoración, sino que cada uno vida de acuerdo a su propia ley.