nav
Miércoles 30 de Noviembre de 2016

México quiere prohibir con ley evangelización “puerta a puerta”

La Ley para la Protección Doméstica, será votada el próximo 25 de mayo de este año. Y prevé sanciones de hasta 6 semanas de cárcel a personas que, una vez apercibidas por el usuario de la casa de que no desean recibirlas, insistan de manera recurrente.

  • Iglesia/Estado    
  • 5 may 2016   

¿Qué sientes con esta noticia?

MEXICO. – El Senado de México votará una nueva ley que se ocupará de la privacidad domiciliar y la libertad religiosa en el país. El objetivo sería “prevenir y eliminar las dificultades que muchas personas están sujetas en sus hogares a causa de los fanáticos religiosos”.

La nueva ley, llamada la Ley para la Protección Doméstica, establece sanciones en forma de “multa o prisión para quienes ejecuten el acoso domiciliar por propaganda religiosa.

” La justificación es el resultado de una encuesta nacional que puso de manifiesto que se trata de un “problema grave” en algunas ciudades.

Para la mayoría, de las personas, esta práctica de golpear ‘puerta a puerta’ con un mensaje de carácter religioso provoca el malestar de diversas clases. Las quejas incluyen los métodos utilizados por los evangelizadores, como varias veces en la misma dirección, pues despiertan a la gente los días domingo por la mañana y la insistencia es molesta cuando alguien dice que no les interesa escuchar su mensaje.

De ser aprobada, la ley se prevé sanciones por “obligar a una persona a leer la Biblia y por ofender a otras formas de culto”.

De acuerdo con los senadores mexicanos, esta es una ley no sólo protegerá a los hogares de este tipo de abusos, sino que se trata de un “método de control social”. La amplia mayoría de católicos mexicanos se quejan sobre todo de las acciones de los grupos evangélicos, además de los Testigos de Jehová.

La Ley para la Protección Doméstica, será votada el próximo 25 de mayo de este año. Y prevé sanciones de hasta 6 semanas de cárcel a personas que, una vez apercibidas por el usuario de la casa de que no desean recibirlas, insistan de manera recurrente. Para denunciar estos abusos, se acudirá al ministerio público o podrá realizarse la queja al 066.

Se prevé amonestación judicial para los responsables en primera instancia. Si la conducta persiste, se hará acreedora de sanciones. Se ha señalado a los Testigos de Jehová, la Iglesia del Tercer Día y La Iglesia de los Últimos Tiempos como los grupos religiosos más insistentes y molestos.