nav
Jueves 01 de Diciembre de 2016

Siete mil congregaciones rechazan bodas gay

En conferencia de prensa, en la que participaron más de 50 líderes de asociaciones religiosas cristianas pidieron el retiro de las iniciativas del Presidente de la República para la legalización del matrimonio y la adopción homosexual.

  • Iglesia/Estado    
  • 6 jun 2016   

¿Qué sientes con esta noticia?

MEXICO. – Más de dos mil iglesias cristianas, que aglutinan a más de 7 mil congregaciones cristianas, advirtieron que se movilizarán para impedir que la iniciativa presidencial que daría reconocimiento en todo el país a las bodas gay sea aprobada; pues afirmaron que va en contra del sentir de la mayoría.

En conferencia de prensa, en la que participaron más de 50 líderes de asociaciones religiosas cristianas pidieron el retiro de las iniciativas del Presidente de la República para la legalización del matrimonio y la adopción homosexual, así como de otras reformas que pretenden incorporar a la población estudiantil infantil a una “orientación” sobre identidad sexual.

“Sí vamos a movilizarnos, vamos a hacer lo que tengamos que hacer, pero no vamos a permitir que el autoritarismo en el uso o revestimiento de legalidad atente contra aquellas cosas que puede lastimarnos a todos, a tus hijos, a tus nietos, a los míos, de eso estamos hablando, de algo muy serio. Y nos vamos a unir con la iglesia católica con todo aquel que esté dispuesto a luchar por esto, en desacuerdo total con la iniciativa del presidente, a favor de la familia “, advirtió Luis Gallego, representante legal de la Unión Nacional Cristiana por la Familia.

Afirmó que este tipo de cambios legislativos van en contra del sentir de la mayoría de la sociedad e identidad nacional.

“Los políticos no esperaban o calcularon mal una resistencia pacífica, civilizada inteligente y no discriminatoria de nuestra posición, de nuestro pensamiento, de nuestra convicción”, expresó.

Por su parte, Julio César Montaño, representante de la Iglesia de Dios en México, consideró como “lamentable” y como una falta de respeto la intervención del presidente, Enrique Peña Nieto, al querer cambiar una estructura histórica, como es la familia con la imposición del matrimonio gay.

“Me parece una falta de respeto a la nación. Nos parece lamentable la intervención del presidente en querer cambiar una estructura histórica fundamental valiosa de la que todos los que estamos aquí hemos recibido beneficios sin la más mínima consulta”, afirmó.

Peña Nieto, anunció el pasado 17 de mayo que promoverá una reforma constitucional para que el matrimonio gay sea legal en todo el país, y trabajará en modificaciones al Código Civil Federal para que los homosexuales puedan adoptar.

El mandatario se encuentra en el punto más bajo de su popularidad. Según la encuesta que realiza cada cuatro meses el diario mexicano Reforma, solo el 30% aprueba la gestión de Peña Nieto. Este porcentaje es el más bajo que ha tenido un presidente mexicano desde 1995.

El anuncio de Peña Nieto causó masivo rechazo en la población -al matrimonio gay-, que organizó el 1 de junio manifestaciones ante las sedes del Partido Revolucionario Institucional (PRI) –el grupo político del presidente de México– en 34 ciudades del país.

A la protesta se unieron defensores de la familia en Estados Unidos, Argentina, Colombia, El Salvador, Ecuador, Uruguay, Chile, España, Rusia e Italia, que se reunieron frente a las embajadas mexicanas.

La propuesta de Peña Nieto “no solo supone una amenaza para México sino para América Latina”, advirtió un grupo de manifestantes, en un video compilado por la plataforma internacional CitizenGO.

“El matrimonio hombre y mujer forma parte de nuestra tradición cultural judeocristiana, de nuestro sistema jurídico, de nuestra historia, valores e idiosincrasia”, indicaron.

Otros manifestantes subrayaron que “venimos de un matrimonio hombre-mujer y los niños de las generaciones futuras tienen los mismos derechos”.