Evangélicos piden al gobierno retirar ley sobre libertad religiosa

El reverendo Adolfo Mateo, presidente de CONACOPE, dijo que la pieza legislativa debe ser retirada en lo inmediato por tratarse de un proyecto de ley discriminatorio, antidemocrático, ofensivo y abiertamente contrario a la comunidad evangélica.

  • Iglesia/Estado    
  • 7 jul 2016   

¿Qué sientes con esta noticia?

DOMINICANA.- El Consejo Nacional de Confraternidades de Pastores Evangélicos (CONACOPE), solicitó al Senado de la República que retire el proyecto de ley sobre libertad religiosa que cursa en esa cámara introducida por los legisladores Manuel Antonio Paula, senador de la provincia Bahoruco y Edis Mateo Vázquez, por la provincia Barahona.

El reverendo Adolfo Mateo, presidente de CONACOPE, dijo que la pieza legislativa debe ser retirada en lo inmediato por tratarse de un proyecto de ley discriminatorio, antidemocrático, ofensivo y abiertamente contrario a la comunidad evangélica.

“No es concebible que una medida para regular los ruidos se limite y sea solo aplicable a los evangélicos. Esta es una ley discriminatoria, antidemocrática y ofensiva para la comunidad evangélica. Por lo que exigimos de manera inmediata su retiro de la cámara legislativa donde cursa”, sostuvo Mateo.

El presidente de CONACOPE consideró que el mejor informe que puede rendir la Comisión de Justicia y Derechos Humanos del Senado de la República que pondera este asunto es retirar el conocimiento de este proyecto y dar apertura a una consulta con el liderazgo evangélico para establecer una normativa legal consensuada sobre las relaciones de las iglesias con el Estado y el resto de la sociedad.

Recordó que, en el 2008, a través de la Cámara de Diputados, se sometió el proyecto de ley de Asociaciones Religiosas que buscaba regular las relaciones de las iglesias protestantes con el Estado Dominicano. El reverendo Mateo apuntó que este proyecto fue trabajado desde las mismas iglesias y que su aprobación era favorecida por toda la comunidad evangélica.

Sin embargó consideró que el proyecto actual no ha sido consultado con la comunidad evangélica y en su contenido resulta inconstitucional porque discrimina y cercena derechos establecidos en nuestra Carta Magna, como son la libertad de creencias y la libre expresión del pensamiento.

“Se puede establecer una ley que prevea o evite la contaminación del ambiente con ruidos molestosos, pero lo que no se puede es considerar únicamente como dañino y contaminantes los ruidos producidos por predicadores e iglesias evangélicas, como proponen los senadores de Bahoruco y Barahona”.

El pastor Mateo llamó a los líderes evangélicos a estar alerta y exigir que este proyecto de ley sea sacado de circulación.

“Este proyecto debe ser dejado sin efecto, y en cambio se debe dar apertura a un dialogo para conocer las expectativas de las iglesias protestantes en torno a las regulaciones que se quieren implementar”.

Fuente: Acento de Dominicana