nav
Miércoles 30 de Noviembre de 2016

Iglesias serán “ciudades de refugio” contra deportaciones de Trump

Ahora, las congregaciones religiosas, incluyendo iglesias y sinagogas, se están declarando “santuarios” para los inmigrantes que huyen de la deportación.

  • Iglesia/Estado    
  • 23 nov 2016   

¿Qué sientes con esta noticia?

EE.UU.-Las medidas relativas a los inmigrantes ilegales en Estados Unidos anunciadas por Donald Trump fueron utilizados por sus oponentes políticos como algo malo para el país, a pesar de que durante la administración de Obama el número de deportaciones alcanzó su récord histórico.

Después de confirmar que él será el nuevo presidente, los alcaldes de Nueva York, Chicago y Seattle dijeron que sus ciudades serían “santuarios”, indicando que van a proteger a los inmigrantes indocumentados de la deportación masiva prevista para principios de 2017.

Poco después, miles de estudiantes, profesores, antiguos alumnos de las universidades de élite, incluyendo Harvard, Yale y Brown, firmaron peticiones para las instituciones para proteger a los estudiantes indocumentados de cualquier orden ejecutiva.

Ahora, las congregaciones religiosas, incluyendo iglesias y sinagogas, se están declarando “santuarios” para los inmigrantes que huyen de la deportación.

La semana pasada, un indocumentado mexicano y padre de tres hijos, dice estar decidido a permanecer en los EE.UU. a pesar de no tener el permiso, él se presentó en una conferencia de prensa en la Iglesia Metodista Unida Arch Street.

Javier Flores buscó refugio en la iglesia antes de una orden para asistir al Servicio de Inmigración y Aduanas. El mexicano de 40 años, que vive en el norte de Filadelfia, entró ilegalmente a Estados Unidos por primera vez en 1997. Desde entonces, ha sido deportado pero él ha re-entrado varias veces.

“Si Javier y su familia prefieren quedarse con nosotros, tiene una casa aquí”, dijo el reverendo Robin Hynicka, pastor de la congregación.

Peter Pedemonti, director ejecutivo del Movimiento Nuevo Santuario de Filadelfia dijo que docenas de iglesias están tratando de unirse al programa de desobediencia civil, de oposición a las deportaciones y quieren transformar los templos en lugares de refugio. Además de los 17 que han firmado los términos, hay dos sinagogas participantes.

De hecho, desde 2014, 13 iglesias en nueve ciudades han servido como “santuario” para 15 personas en riesgo de deportación inminente, dice Noel Andersen, coordinador nacional de base de Church World Service, que proporciona apoyo legal para los inmigrantes cristianos.

Andersen estima que hay 400 congregaciones de todo el país que apoyan el esfuerzo o están dispuestos a abrir sus puertas a las personas que temen la repatriación forzada.

Históricamente, iglesias, escuelas y hospitales, se consideran “sitios sensibles” por el Servicio de Inmigración y Protección Fronteriza de Estados Unidos. Los agentes federales evitan arrestar o entrevistar a las personas que se encuentran en estos espacios.

Uno de los argumentos utilizados por los líderes religiosos, es la tradición de las ciudades de refugio, que se menciona en el Libro de los Números. En el Israel bíblico había lugares donde una persona que accidentalmente mataba a otro, podía encontrar refugio en aquellas ciudades para evitar que lo mataran por venganza.

A pesar de jurar con deportar a 11 millones de extranjeros ilegales durante su campaña en una entrevista reciente Trump explicó que el foco es de 2 a 3 millones de migrantes indocumentados que han sido condenados por delitos.

“Son delincuentes, que están detenidos, tienen antecedentes penales, son miembros de pandillas, narcotraficantes … Tenemos una gran cantidad de estas personas probablemente 2 millones, que podría alcanzar los 3 millones”, dijo el nuevo presidente al programa 60 Minutes al comienzo del mes.