Donald Trump tiene un equipo de intercesores en su gobierno

Un grupo de intercesores se formó en los EE.UU. para interceder por Donald Trump y otros líderes políticos de los Estados Unidos.

  • Iglesia/Estado    
  • 18 ene 2017   

¿Qué sientes con esta noticia?

EE.UU.-Con la aproximación de la toma de posesión de Donald Trump a la presidencia de los Estados Unidos, mucho se ha dicho acerca de los próximos pasos que hará el presidente electo en su país. Mientras tanto, un grupo de intercesores se ha reunido para orar por Trump y otros líderes estadounidenses.

El pasado jueves (12), el grupo llamado “POTUS Shield”, que se traduce como “Escudo del presidente de Estados Unidos”, se reunió en el National Press Club en Washington, para interceder por el nuevo representante del país.

El grupo se compone de cientos de intercesores y líderes conocidos en los EE.UU., como Cindy y Michael Jacobs. En el momento, se han unido para crear un escudo de oración y declarar las palabras de vida en el gobierno de Trump.

“No esperamos que Trump o cualquier otro humano cambie a América, pero sabemos que Dios puede y lo hará”, dijo a CBN News la evangelista y la activista pro-vida Alveda King, y sobrina de Martin Luther King.

En el Capitolio que alberga el Congreso de Estados Unidos, un grupo de ministros se reunió también para orar por Ben Carson, un neurocirujano retirado que compitió en las primarias republicanas, él fue nombrado por Trump como Secretario de Vivienda y Desarrollo Urbano.

“Somos un grupo de oración, oramos por los líderes de todo el país. Este grupo de ministros se reúne para orar por la nación y por nuestros líderes, sobre todo por la nueva administración”, dijo el pastor Eric Majette, de Virginia Beach.

El pastor Leon Benjamin, de Richmond, reveló que muchas personas que son parte de la comunidad negra en Estados Unidos temen que el gobierno de Trump traiga problemas para ellos.

“Tenemos que creer lo mejor”, dijo Benjamin. “No importa quién esté en la Casa Blanca, mientras hay fe en que Dios no nos ha abandonado debido a una transición de poder. Sería terrible para nosotros como pastores y líderes, decir: ¡’Oh mi Dios, ¡ahora estamos condenados’!”, Así que tenemos muchas esperanzas”.