nav
Sábado 23 de Septiembre de 2017

Trump criticado por ateos, al decir que apoyará iglesias afectadas por huracanes

Una organización ateísta afirmó que Trump violó ‘etiqueta presidencial’ al declarar apoyo a las iglesias que sufrieron daños causados por los huracanes.

  • Iglesia/Estado    
  • 14 sep 2017   

¿Qué sientes con esta noticia?

TEXAS, EE.UU.-Una organización atea dijo el presidente  de Estados Unidos, Donald Trump violó el “sello presidencial” al usar su cuenta personal de Twitter para argumentar que las iglesias de Texas, deben ser reembolsadas por el gobierno para reparar los daños causados por el huracán Harvey.

La Fundación Freedom of Religion (FFRF), con sede en Wisconsin, dijo el lunes que Trump exhibió una “grosera falta de entendimiento del Experimento Americano”.

La FFRF, que defiende una adhesión estricta a la separación entre Iglesia y Estado, afirmó: “El presidente Trump interpuso su opinión legal errónea respecto a un proceso federal en curso sobre si las iglesias debían ser elegibles para recibir fondos de contribuyentes para reconstruirse después de los desastres naturales. La Fundación está condenando su acción y el proceso en sí”.

El viernes pasado, Trump publicó en su Twitter: “Las iglesias en Texas deben tener derecho al reembolso de la organización ‘Fondos de Alivio’ FEMA por haber ayudado a las víctimas del huracán Harvey“.

Demanda

Despues de la publicación de Trump tres iglesias en Texas, representados por el Fondo Becket presentaron una demanda contra la Oficina Federal de Manejo de Emergencias en una política que impide a los templos reciban ayuda del gobierno en el caso de desastres después de los devastadores huracanes.

Como miles de otros edificios en todo el sureste de Texas, varias iglesias fueron severamente dañadas por la grave inundación que se produjo como resultado del huracán Harvey. “Pensamos, entonces, que los templos también obtendrían ayuda del gobierno federal como forma de alivio de desastres en igualdad de condiciones con otras instituciones privadas sin fines de lucro, tales como centros comunitarios y zoológicos”, explicó la acción presentada por las iglesias. “Sin embargo, la política de FEMA niega expresamente la igualdad de acceso a los subsidios de desastre de FEMA para casas de culto exclusivamente a causa de su status religioso”.

Sin embargo, los secularistas, como los de la FFRF, reaccionaron  contra la acción judicial presentada por las iglesias, alegando que en caso de que su solicitud se atendiera, esto violaría la Cláusula de Establecimiento de la Primera Enmienda a la Constitución de los Estados Unidos.

El gobierno puede ayudar a muchos individuos y organizaciones sin fines de lucro a reconstruirse, pero no a las iglesias. Forma parte de la fundación de nuestra nación que los ciudadanos no pueden someterse a imposición en apoyo de la religión y las iglesias”, afirmó la vicepresidenta FFRF, Annie Laurie Gaylor, en un comunicado.

Otro miembro del directorio de FFRF, Dan Barker, agregó que las iglesias no deberían recibir financiamiento de FEMA, porque “no pagan impuestos“.

“¿Por qué deben tener acceso al dinero de los impuestos de los contribuyentes?”, preguntó Barker. La FFRF afirmó además que las iglesias también “reciben tratamiento preferencial del IRS [Servicio de Impuestos Internos]. Las iglesias son agujeros negros financieros e informativos, sin responsabilidad”.

La Corte Suprema decidió a principios de este año, en un caso que involucró a la Iglesia Luterana ‘Trinity’, de Columbia, que era inconstitucional que un programa del gobierno del estado de Missouri negara la financiación de concesión a una iglesia que se habría utilizado sólo para los fines seculares. El programa en cuestión proporcionó subsidios para financiar la reforma de los patios de la iglesia.

El caso ‘Trinity’ fue el primer citado en el proceso de las iglesias de Texas. “Bajo la Cláusula de Ejercicio Gratuito de la Primera Enmienda – particularmente conforme interpretado por la decisión del Tribunal Supremo sobre la Iglesia Luterana – el gobierno no puede discriminar a una iglesia, ni una sinagoga, ni una mezquita simplemente por su status de lugar de enseñanza religiosa y adoración”, afirma el proceso.

La FFRF argumentó que Trump está equivocado en “interponer una opinión” en un proceso en curso. “Este es un desafortunado uso de un podio presidencial que puede alentar a las iglesias de Florida o puertorriqueñas a presentar reivindicaciones similares a raíz del huracán Irma“, afirmó FFRF.

[ Fuente: Christian Post]