nav
Jueves 21 de Junio de 2018

Pastores resisten persecución en Bolivia: “Mayor es Él que está con nosotros”

El presidente Evo Morales quiere criminalizar el evangelismo en Bolivia a través del nuevo Código del Sistema Penal.

  • Iglesia/Estado    
  • 16 ene 2018   

¿Qué sientes con esta noticia?

BOLIVIA.- El pastor Júlio César Barros, que encabeza la Asamblea de Dios de Cochabamba, una ciudad de Bolivia, se pronunció por medio de un vídeo registrado durante la 35ª Convención Nacional de Bolivia acerca de la persecución que está siendo impuesta en el país. Puesto que Evo Morales planea penalizar el evangelismo en la nación, los líderes evangélicos están pidiendo la cancelación del nuevo Código del Sistema Penal.

“De hecho, esa nueva ley aprobada por la cámara entrará en vigor en 18 meses.

Pero a través del movimiento de los médicos en Bolivia, que ya llevan más de 50 días de huelga, todas las cosas que están haciendo es por qué afectaron mucho el derecho de los profesionales del área de salud, descubrimos esa ley que fue aprobada contra la Iglesia del Señor Jesús”, dijo el pastor Júlio César Barros.

“En el artículo 88, consta aquí que si predicamos la Palabra o evangelizamos a alguien y lo llevamos a la iglesia, seremos denunciados, cualquier persona que hace ese trabajo y quiera ser misionero, el pastor incluso miembro de nuestra iglesia, esa persona va a la cárcel y va a recibir una pena de 7 a 12 años. Y no queda solo por ahí.

La institución o la iglesia de esa persona tiene que dar una indemnización a la persona”, destacó.

El pastor aún resalta que el momento es de unidad entre las iglesias. “Hoy por la mañana estuvimos reunidos a través de una convocatoria de la Asociación Nacional de las Iglesias Evangélicas de Bolivia que representa a las iglesias protestantes en Bolivia. De todos los pastores la mayor parte del liderazgo de las iglesias evangélicas estuvo presente al mismo tiempo tomando decisiones para mandar una posición al gobierno”, subrayó.

“Muchos de los pastores se reconciliaron porque reconocieron que la mano de Dios está trabajando para que las Iglesias se unan y glorificamos a Dios con el pastor João Martins que fue usado poderosamente por Dios en un mensaje que vino del corazón de Dios para nuestros corazones. “Estábamos afligidos, pero la palabra de Dios trajo consuelo para nuestra alma”, finalizó.