nav
Viernes 22 de Junio de 2018

Donald Trump: “Necesitamos fe en Dios para ser una gran nación”

Presidente habló en el Desayuno Nacional de Oración en Washington

  • Iglesia/Estado    
  • 8 feb 2018   

¿Qué sientes con esta noticia?

EE.UU.-El presidente Donald Trump participó en el 66º Desayuno Nacional de Oración, celebrado en la capital Washington, este jueves (8). El tema de su discurso fue el vínculo entre la fe en Dios y la grandeza de una nación. Para él, Estados Unidos será una gran nación desde que sus ciudadanos permanecen abiertos a la gracia de Dios.

“Mientras abrimos los ojos para ver la gracia de Dios y abrimos nuestros corazones para el amor de Dios, nuestro país será para siempre la tierra de la libertad, el hogar de los valientes y una luz para las otras naciones”, dijo Trump.

“Cuando las personas son capaces de vivir según sus convicciones y hablar abiertamente de su fe, enseñando a los hijos lo que es correcto, nuestras familias prosperan, nuestras comunidades florecen y nuestra nación logra cualquier cosa”, remató.

El republicano recordó la herencia religiosa que ayudó a transformar a Estados Unidos en el país más poderoso del mundo. El apuntó al hecho de que en la fundación del país ya había la mención de la dependencia del favor de Dios, añadiendo que “a lo largo de nuestra historia, hemos visto la providencia de Dios”.

“Nuestros derechos no fueron dados por el hombre, nuestros derechos provienen de nuestro Creador. No importa lo que suceda, ninguna fuerza terrestre puede quitar esos derechos”, afirmó Trump. “Entonces, hoy, alabamos a Dios por ser verdaderamente bendecidos”.

La participación de Trump fue el destaque de este año en el tradicional Desayuno Nacional de Oración, un importante evento religioso que reunió a varios miembros del Congreso, así como a influyentes líderes religiosos. Además de varios pastores, este año estuvo presente el rabino Marvin Hier.

La postura abiertamente cristiana de Trump viene molestando a sectores de la sociedad americana, que insisten en que se observe la separación entre Iglesia y Estado. Sin embargo, él sigue hablando de la importancia de la fe en Jesús y cómo se transforma la vida, como lo hizo la semana pasada durante el “Estado de la Nación”, considerado el discurso más importante de un presidente.

[ Fuente: Christian Post ]