nav
Jueves 16 de Agosto de 2018

Juez: Primera Iglesia de Cannabis de Indiana no puede usar marihuana como sacramento

“Sería imposible combatir el uso y el tráfico de drogas ilícitas de manera gradual, lo que permitiría una excepción religiosa que maduraría para el abuso”, explicó.

  • Iglesia/Estado    
  • 11 jul 2018   

¿Qué sientes con esta noticia?

INDIANA, EE.UU.- La batalla legal de Indiana de la Primera Iglesia de Cannabis para ganar una exención religiosa para usar la marihuana como sacramento fue sofocada el pasado viernes cuando Sheryl Lynch, juez de la Corte Superior del Condado de Marion, desestimó el caso, argumentando que dificultaría la vida de las fuerzas del orden público.

Los oficiales mal equipados para determinar la sinceridad de las creencias religiosas de un individuo tendrían muchos problemas para equilibrar la ley y el orden y trazar una exención religiosa que fácilmente podría ser objeto de abuso.

“La evidencia indiscutida demuestra que permitir una exención religiosa a las leyes que prohíben el uso y la posesión de marihuana obstaculizaría los esfuerzos de represión a nivel estatal y tendría un impacto negativo a la salud y la seguridad pública“, escribió Lynch en su opinión.

“Sería imposible combatir el uso y el tráfico de drogas ilícitas de manera gradual, lo que permitiría una excepción religiosa que maduraría para el abuso”, explicó.

“La falta de regulación de toda la marihuana en Indiana dejaría un gran vacío en las prohibiciones de drogas de nuestro estado. Simplemente no hay forma de adaptar estas leyes más estrictamente sin socavar todo el esquema de aplicación”.

La Primera Iglesia de Cannabis, dirigida por Bill Levin, ganó la atención nacional en 2015 cuando fue reconocida oficialmente  como una secta religiosa. Sostuvo que el “gobierno no puede determinar qué creencias religiosas deben protegerse”.

“Si uno está de acuerdo con las creencias de la iglesia es irrelevante. La iglesia es una organización religiosa dedicada al ejercicio de la religión“, señaló la  falsa iglesia.

Lynch argumentó que la Primera Iglesia de Cannabis no dijo quién suministraría la marihuana, cómo se la consumiría, dónde se almacenaría y cómo se aseguraría, señaló Indy Star. “O incluso”, explicó, “donde podría estar la línea divisoria entre el uso ‘sacramental’ y el recreativo (si es que existe)”.

El fiscal general de Indiana, Curtis Hill, dijo en un comunicado de prensa citado por Indy Star  que Lynch hizo la llamada correcta y dijo que la iglesia es “una cruzada política pro marihuana que se convirtió en un truco legal”.

“Aprecio la fidelidad de la corte a la ley y al sentido común”, dijo Hill. “Las leyes de Indiana contra la posesión, venta y uso de marihuana protegen la salud, la seguridad y el bienestar de los habitantes de todo el estado. Cuando el estado tiene intereses justificables y en juego, nadie puede evadir la ley simplemente describiendo su conducta ilegal como ejercicio de la fe religiosa“.

En 2015, Levin dijo que su decisión de comenzar la iglesia fue una respuesta directa a la Ley de Restauración de la Libertad Religiosa de Indiana, promulgada por el entonces gobernador Mike Pence. La iglesia fue aprobada como una corporación religiosa con la intención declarada de “comenzar una iglesia basada en el amor y la comprensión con compasión por todos”.

La iglesia tenía planes de cultivar cáñamo pero no compraría ni vendería la planta narcótica. “Si alguien fuma en nuestra iglesia, Dios los bendiga”, le dijo Levin al Washington Post. “Esta es una iglesia para mostrar una forma de vida adecuada, una forma amorosa de vivir la vida. Nos llaman ‘cannataerians’ “.

La marihuana, incluidos el hash y aceite de hash, figura en la lista de medicamentos de la Lista I  en Indiana y su uso o posesión puede dar como resultado un delito menor y seis meses de cárcel.

Foto: Bill Levin es el fundador de la Primera Iglesia de Cannabis de Indiana, una organización religiosa que supera los límites del uso recreativo de la marihuana.

[ Fuente: Christian Post ]